Llega hoy una edición fantástica de la carrera más importante de la temporada en La Plata

LA PLATA.- Pocas fiestas hípicas en el mundo tienen el encanto de un Gran Premio Dardo Rocha (G1-2400 m, arena). Como cada 19 de noviembre, la carrera más importante de la temporada desembarca hoy en el Bosque, con su magia y su mezcla precisa entre turf del más alto nivel y pasión provincial. 

Difícil describir el ambiente que se genera ante el trofeo más deseado por todos en el planeta del turf platense. Ese estallido de la tribuna en el momento de la largada, la ovación al vencedor en el regreso para la foto inolvidable; todo hace que en el aire se respire algo especial.

La versión 2019 será un carrerón, es una fija, poniéndole el broche de oro a una fecha en la que se aguardan tribunas llenas, recaudación récord y al cabo de la cual se repartirán nada menos que 10.800.000 pesos en pozos asegurados, destacándose los 2.000.000 de mínimo con que contará la cuaterna sale o sale que arrancará en la novena prueba y cuya base será de $ 5.

¿Qué caballo ganará el Rocha? Será la pregunta más difícil de responder en toda la tarde. Los potrillos tendrán como líder al norteño Australis Cheeky (Interaction) (foto), ganador del Clásico Jockey Club de la Provincia de Buenos Aires (G2) y del Gran Premio Provincia de Buenos Aires (G1), y que buscará convertirse en el primer tres años que levanta la copa desde que el brasileño Reraise (Know Heights) lo consiguiera en 2008.

Los mayores, en tanto, tendrá sus referencias en Pure Nelson (Mount Nelson) y Emotion Orpen (Orpen), que en ese orden y separados por apenas la cabeza vienen de cruzar el disco en el Clásico Organización Sudamericana de Fomento del Pura Sangre de Carrera (G3), con Soy Tormentoso (February Storm) en tercero y Dandy del Barrio (Violence) en cuarto, ambos también listos para dar pelea ahora.

El Stud Comalal y el preparador Carlos D. Etchechoury estarán representados por una yunta durísima. Por un lado aparece el potrillo Señor Don (Candy Ride), ganador de la Polla (G3) aquí y que luego fue cuarto en su similar de Palermo y excelente tercero en el Gran Premio Jockey Club (G1), sobre la grama muy pesada de San Isidro.

Por el otro, luce la yegua Moon of the City (City Banker), quizás la fondista número uno del momento en la arena y que pisó fuerte en el terreno platense ganando por demolición el Clásico Jockey Club de Rosario (G3), confirmando sus excelentes actuaciones previas en Palermo.

Si consigue vencer, la zaina repetirá la hazaña de Potrialma (Potrillazo), la última hembra en batir a los machos en el Dardo Rocha, en su versión de 1995. Micenas (Ficino, 1986), Helda (Hyphen, 1972), la peruana Maidenform (Snow Crown, 1971), Farm (Idle Hour, 1970), Dart (Luxemburgo, 1968), Chusca (Chacabuco, 1960), Beti Alai (Saludable, 1954), Sandalia (Bhopal, 1951), Mome (Cameronian, 1949), Mija (Tropero, 1944), Miss Turpin (Dick Turpin, 1941, Danzadora (Oquendo, 1934) y Gaceta II (Montaraz, 1932) son las otras yeguas que levantaron el trofeo sureño desde que comenzó a correrse en 1915.

No terminan allí los candidatos para el Rocha, pues Solo Un Momento (Orpen) hará su segundo intento en la prueba, tras ser cuarto en la versión de 2016, cuando se fracturó. Ganador del Comparación (G2), viene de escoltar desde medio largo a Balompié (Equal Stripes) en el Vicente L. Casares (G2). Pablo Falero será su jockey esta vez, en su último Rocha.

Impugnado (Equal Stripes) tomó impulso ganando un handicap porteño y Cósmico Romano (Cosmic) es uno de los probables punteros, teniendo como mejor antecedentes su éxito en el interminable Pueyrredón (G3).

Se corre otra vez la carrera más importante de todas en La Plata, esa que genera sensaciones especiales, que provoca una fiesta única e inigualable y que consagra al mejor caballo cada temporada de un pueblo que respira turf. A disfrutar entonces de un Gran Premio Dardo Rocha espectacular…