La yegua preparada por Juan C. Etchechoury (h.) se impuso de punta a punta en el Handicap Juan A. Maldotti (1200 m)

Era un cascarrabias, pero si había algo de lo que don Juan Alberto Maldotti sabía, y muchísimo, era de preparar caballos de carrera. No sólo se cansó de ofrecerle al público grandes caballos para venerar, sino que tuvo la capacidad de posibilitar que Juan Carlos, su hijo, luego marcara una época, heredando todo su saber. Hoy es Juan Sebastián el que camina las mañanas a la par de Juanca y el encargado de darle continuidad a un apellido emblemático para el turf argentino, en una línea paterna que desafía el paso del tiempo.

Esa imagen de Juanchi entregándole la copa del handicap en homenaje a su abuelo a Juan C. Etchechoury (h.), Carly, uno de los 3 hijos de Pochi que brillan en la profesión, tras el triunfo de La Mejor Cosecha fue una postal para poner en un marquito.

Disputada sobre 1200 metros en la arena y parte principal de la jornada del lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo, tuvo en la hija de Lizard Island, cargando 55 1/2 kilos, a una puntera que se hizo inalcanzable, sufriendo el acoso de Sepas Nunca (Safety Check, 53) desde la partida y resistiendo en la parte final la doble atropellada de Abanillera (Angiolo, 56 1/2) y Emma Sagital (53 1/2), superándolas por cabeza y pescuezo en un tiempo de 1m10s18/100, después de emplear parciales de 22s86/100 y 45s66/100.

Criada por el Haras La Pasión y defensora del Stud Rubio B. venía de imponerse en el Clásico Carlos A. Zarlengo y ahora totaliza 5 primeros al cabo de 12 salidas con ganancias por $ 9.229.500, quedando fuera del marcador sólo cuando debutó.

La Mejor Cosecha es la mejor cría que produjo hasta el momento en el país la estadounidense Love That Melody (Storm Cat), y, ya camino a los 6 años, puede todavía aspirar a conseguir buenos resultados en esta categoría, aunque los kilos empezarán a jugar su partido.

Don Juan Alberto Maldotti tuvo su homenaje en el Argentino y dos familias con mucha historia para nuestro turf se unieron en la entregada de premios, como continuidad de una serie de homenajes a grandes profesionales que ya se practican desde hace un tiempo y que fueron una buena y merecida idea para la gente que nos hizo tan grande.