En su primer intento gradual, la hija de Roman Ruler mantuvo su invicto en la recta batiendo a la gran favorita, en Palermo

Final apasionante el del Clásico General Francisco B. Bosch (G3-1000 m, arena), que este viernes en el Hipódromo Argentino de Palermo trajo la sorpresiva victoria de Icaria, outsider en las apuestas pero que mantuvo su invicto en el kilómetro batiendo con guapeza a la gran favorita Urban Lady.

Tras un mano a mano que se prolongó durante los últimos 300 metros, la hija de Roman Ruler logró inclinar sobre el cierre la balanza a su favor, torciendo el brazo de  la valiente Strategic Prince, que vendió cara su derrota, cediendo por apenas 3/4 de cuerpo y en muy buenos 55s5/100.

A $ 21,95, Icaria es otra desde que sus allegados decidieron establecerla en la recta, después de una campaña que había desarrollado entre los 1200 y los 1400 metros, sumando dos triunfos en el primero de esos tiros. Ya había mostrado sus cualidades para la recta, venciendo previamente en una condicional, pero ahora lo confirmó y se sumó, de paso, al lote de las más fuertes de la división.

En una carrera que no contó con la presencia de La Remota (Remote), fue Urban Lady la que, como siempre, salió a correr adelante. Por dentro la hostigó desde temprano Misty Spring (Greenspring) y luego, cerca de la verja, Icaria empezó a presionar a la vanguardista, empujada por Iván Monasterolo. Se le puso a la par a la altura de la Tribuna Especial y luego todo fue lucha entre ambas, con el resultado mencionado.

A 4 cuerpos y de atropellada, Testarda (Roman Ruler) se quedó con el último escalón del podio, medio pescuezo por delante de la mencionada Misty Spring. Perfecta Miranda (Horse Greeley), Agitando Pañuelos (Portal del Alto) y La Hilary (Grand Rewad) completaron el marcador, ya más alejadas.

Defensora de los colores del Stud NYCSI y al cuidado de Jorge Eduardo Teppaz, Icaria fue criada en el Haras Vacación y es la cría número 62 para el padrillo Roman Ruler que gana clásico, la 34 que lo consigue en el plano gradual.

Interesantee es la genética de la heroína del Bosch, pues tiene por madre a la corredora Igara, por Alrassaam (Zafonic), el muy buen reproductor incorporado en su momento por el Haras Caryjuan  y que tan buenos resultados diera en la distancia. Icaria es nieta de una de las yeguas importadas desde los Estados Unidos en su momento por la familia Lottero que tan buenos resultados dio como Ice the Champagne.

Por El Gran Senor, produjo al notable Ice Point (Roy), ganador del Gran Premio Polla de Potrillos (G1) y del Gran Premio Jockey Club (G1); al no menos destacado Ice Horse (Roy), titular del Gran Premio San Isidro (G1); y a las muy generosas Islandia (Rubiano) -que llegó en el vientre de su madre- y Icy Lake (Salt Lake). La primera es vientre de los ganadores clásicos Indian Power (Mutakddim), Igual a Mi (Roman Ruler) e Inusitada (Slew Gin Fizz), mientras que su hermana produjo al G3 Icebox (Jump Start) y es la abuela de Elcisa (Angiolo), otra velocista de lucimiento y que continúa en acción por estos días.

Icaria dio la nota en el General Francisco B. Bosch de Palermo, le bajó el copete a Urban Lady y con apenas 4 años aparece como un nombre de interesantísimo futuro entre las sprinters, por ahora, en el plano de las pruebas de nivel intermedio. Sin embargo, habiendo corrido apenas 2 veces en el derecho, tiene todo el crédito abierto como para seguir creciendo y sumarse a la élite de la categoría, allí donde Luthier Blues (Le Blues) es amo y señor.