El hijo de Catcher In the Rye sumó experiencia en el 25 de Mayo (G2) y ahora va por todo

LA PLATA.- Para todo aquél que disfrute de las buenas carreras, perderse el Clásico 9 de Julio – Día de la Independencia (G3-1600 m, arena), de hoy en La Plata, será un pecado imperdonable. Un espectáculo de altísimo vuelo puede aguardarse ante la calidad que estará en los partidores, grupo que tiene su referente en el ascendente Atiko Rye.

Hijo de Catcher In the Rye, se animó en las graduales después de mantenerse invicto en sus primeras dos salidas, y vaya si le fue bien. Con aquella única experiencia, encaró el Clásico 25 de Mayo de 1810 (G2) para quedar tercero a 2 1/2 cuerpos de Golden Roman (Roman Ruler) y Mister Key (Key Deputy), que esta vez no serán de la partida.

Nada será fácil para el pupilo de Ricardo González, sobre todo, por la presencia de otro ejemplar en mejoría permanente como Barón Blue (Orpen) (foto), entonado luego de llegar a su tercer festejo en Palermo en una durísima común.

Luk Joy (Fortify) fue sexto en el OSAF (G1) y luego octavo en el mencionado 25 de Mayo de 1810, pero bajo ningún punto de vista puede pasarse por alto que aquí ganó el Latinoamérica (G3) a comienzos de temporada.

Quiet Te Ha Visto (Compasivo Cat) corrió bárbaro el Handicap Snow Cat, y Fatherstone (Not for Sale) da muestras seguido de estar atravesando por su etapa más prolífica. Epic Forum (USA-Malibu Moon) nunca pierde peligrosidad, y para This Way (Interaction) puede ser una buena oportunidad de volver a ser aquél buen potrillo de la temporada anterior en el sur.