La pista sureña se suma a Palermo y mejora apenas bolsas, aunque por el gran retraso existente en el tema, sólo alcanza para paliar la inflación de un mes; sin contar el atraso en los pagos

LA PLATA.- La actividad del turf atraviesa un momento complicado, más allá de que a nivel país la cuestión está bastante negra. Para los propietarios todo se está volviendo inviable, con pensiones carísimas y premios que, recién ahora y después de 4 meses, ven pequeñas alzas, en algunos casos, hasta ridículas.

Siguiendo los pasos trazados por Palermo, el Bosque anunció un aumento en sus bolsas de premios a partir del 30 de enero, en la primera modificación en un lapso de casi 4 meses, un bache inconcebible si se tiene en cuenta la altísima inflación reinante en el país y las subas permanentes que se vienen registrando en las pensiones. En algunas categorías el alza tiene tono de cargada, como en el caso de los 2 años, que verán mejorados sus premios un ridículo 10 por ciento, con una prueba para perdedores sobre 1000 metros y que ahora ofrecía $ 1.500.000 a su ganador, llegando hasta 1.640.000 pesos.

Para un 3 años ganador de 1 y en carreras de hasta 1300 metros, la recompensa al primero pasará del 1.258.400 actual a 1.640.000, en un alza del 30 por ciento. En tanto, para un 4 años perdedor que corra de 1400 a 1700 metros ahora el dinero a llevarse será de 1.225.000 pesos, contra los 943.800 vigentes, también un 30 por ciento arriba.

En el caso de los 5 años, si tomamos como referencia una carrera para perdedores sobre 1000 metros, el premio subirá desde los 550.550 actuales hasta 715.000, también un 30 por ciento de alza, mientras que una prueba para ejemplares de 6 años y más edad ganadores de 1 en el kilómetro pasará de entregar $ 582.010 a $ 760.000.

Handicaps y clásicos también son parte del aumento. Por ejemplo, el Clásico Lucio Taborda de este jueves tuvo una recompensa al primero de 2.202.250 pesos, y si se corriera el 30 de enero llegaría hasta los 2.625.000, un 20 por ciento más.

Los dirigentes del turf hacen todo lo posible por cansar al propietario. Y en La Plata no se quedan atrás.