La hija de Elness fue infalible con su atropellada y se quedó con el Especial Lunasia

LA PLATA.- Paloma de Lagos volvió a lucirse en el ámbito de los especiales. Como allá por marzo lo había hecho en el Chusca, ahora se quedó con el Lunasia (1200 m, arena), la mejor prueba dentro del programa de este sábado en el Bosque, siempre con su atropellada como aliada.

Cargando intermedios 56 kilos, la hija de Elness sacó provecho del ritmo intenso que establecieron adelante Felicidad Eterna (Most Improved, 56), Tremenda Sky (Falling Sky, 58) y Anabelle (Angiolo, 54), y de una conducción paciente por parte de Ramiro Zalazar, que no se apuró ni para arrimarla a la pelea ni para rematar en el derecho, clave para que, a la hora de arrancar, la defensora de la caballeriza Don Rubito -colores que estrenaba- lo hiciera con toda su potencia.

Finalmente, Paloma de Lagos pasó de largo en la cuadra final para vencer por 1 1/2 cuerpo a Anaballe, la única que resistió entre las de adelante, con Fire D’Oro (Fire Slam, 54) sorprendiendo al llegar tercera, a 1 largo más, todo tras una marca discreta de 1m13s40/100.

Criada por Jorge A. Berutti y atentida por Orlando Cavallaro, para Paloma de Lagos fue su quinta victori al cabo de 30 salidas, totalizando a la fecha 2.479.270 pesos en premios, en una campaña bastante irregular.

La alazana es nieta de la buena de Mad Bordeaux (Bordeaux Bob), ganadora del Clásico Luis Monteverde (L) para el Stud Haras Dilú allá por fines de los ’90, en la familia de Super Pez (Pez Piloto) y Alpino Oriental (Alpino Fitz), dos buenos fondistas de nuestras pistas hace ya algunos años.