El Caballo del Año de 2019 es candidato para ganar la carrera más importante del año en el Bosque, donde se medirá con los potrillos Emprestado e El Informado

LA PLATA.- Cada 19 de noviembre es especial en materia de turf en nuestro país. Es el día esperado en el Bosque, la tarde donde las ilusiones más grandes se echan a correr en pos de la gloria absoluta que es ganar el Gran Premio Dardo Rocha (G1-2400 m, arena), la carrera más importante de la temporada aquí, la que mezcla el “charme” del máximo nivel con ese “sonido ambiente” de pueblo que suele reinar en los eucaliptos.

Pese a la zozobra que se vive ante una Administración que no da pie con bola y una Lotería de la Provincia que estuvo gran parte del año preocupada por las elecciones y no con el trabajo de ente rector que tiene asignado; pese a que las obras prometidas de refacción nunca llegaron y que varear es un milagro, hoy todo quedará de lado para abrirle paso a la pasión y a la emoción.

Con 7.000.000 de pesos para su ganador, el Rocha, así, a secas, como lo “tutean” todos, tendrá una versión de lujo con una presencia de lujo. Ocurre que en los partidores estará Miriñaque, nada más y nada menos que el Caballo del Año 2019 en nuestro país, el que recorrió el mundo buscando tocar el cielo con las manos, el tordillo chiquito con corazón de oro.

El hijo de Hurricane Cat ganó el Nacional (G1) y la Polla de Potrillos (G1) en su años de gloria, en 2020 fue segundo en el Longines Latinoamericano (G1) y se dio el gusto de correr en los Estados Unidos, y que este año vio acción en Arabia Saudita, en el 25 de Mayo (G1) escoltando a Village King (G1) y hace unas pocas semanas en Maroñas, Uruguay, donde terminó quinto de Aero Trem (Shanghai Bobby) cuando intentó tomarse desquite en el Latino.

Allí reviste la gran pregunta: ¿Habrá podido recuperarse en apenas un puñado de días del viaje y del esfuerzo? La respuesta al interrogante estará en los partidores, donde el pupilo de María C. Muñoz se cruzará con Emprestado (Catcher In the Rye) y El Informado (Scat Daddy), los dos mejores 3 años de 2021 en el sur.

Este último había vencido al zaino del Stud Etica cuando se midieron en el Clásico Jockey Club de la Provincia de Buenos Aires (G2), pero el marcador se invirtió el día del Gran Premio Provincia de Buenos Aires (G1), con Emprestado sacándole en el disco una ventaja pequeña a su adversario, tras un mano a mano formidable. 

Es cierto que cargarán 7 kilos menos que Miriñaque ante la escala de peso por edad reinante, tanto como que también vienen de competir cerquita, quizás demasiado, en un planteo de calendario por parte de las autoridades, como poco, osado.

El lote de fondistas con experiencia aporta también a Zurán Zurán (Remote), porteño que está embalado como pocos, ya que suma cuatro triunfos consecutivos en este ámbito, al cabo de una campaña que lo vio perder en apenas una oportunidad. Entre sus conquistas aparecen el Especial Federación Argentina de Jockey Clubes e Hipódromos y el Clásico Stud Book Argentino (L), y aquí estará ante una verdadera prueba de fuego.

También Gran Peten (Peten Itza) luce entre los aspirantes centrales a la victoria, con triunfo cercano en el Clásico Vicente L. Casares (G2) de Palermo, donde también se llevó el Clásico General Belgrano (G2) y arrimó en cada uno de los pasos del Campeonato de Oro Verde.

Lord of Lords (Master of Hounds) vino al Bosque y se llevó el Clásico Organización Sudamericana de Fomento del SPC (G3), dando a entender que el trazado le cayó de maravillas, y la experiencia de Keen (Storm Surge) puede ser un detalle para tener muy en cuenta si los más creídos no “se hacen presentes”.