El ganador del último Anchorena es gran candidato en la central dominical de Palermo

Será un domingo con actividad en el Hipódromo Argentino de Palermo el que se viene, con una jornada que mezcla categoría y no tanto, además de una presencia de lujo en el Clásico Buenos Aires (1600 m, césped), la prueba más importante del día.

Ocurre que entre los únicos seis confirmados se cuenta nada más y nada menos que Hat Mario (Hat Trick), el gran ganador que tuvo en diciembre el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1) en San Isidro, la tarde del Gran Premio Carlos Pellegrini. Cuarto en la edición 2018 del Buenos Aires, el caballo del Stud Los Cantores esperará por un ritmo veloz que le permita sacar provecho de su furibunda atropellada. Por antecedentes y experiencia, Hat Mario no debería tener mayores problemas para quedarse con el trofeo, pero como carreras son carreras…

All England (Stay Thirsty) aparece en el horizonte como su adversario de mayor riesgo. Buen momento el del crédito del Stud Chelsea, que también moviéndose de atrás se impuso sobre Sixties Intellect (Sixties Icon) en el Clásico Enea, para luego quedar cuarto de Willander (Sigfrid) en el Clásico Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (L).

Un par de tres años llegan a este compromiso embalados dos sólidos triunfos condicionales. Uno de ellos es Van Gulch (Van Nistelrooy) que se lució en un tiempazo sobre 1400 metros, y el otro es El Consorte (Grand Reward), que hizo lo propio en la milla de grama de San Isidro.

Bajo ningún punto de vista puede pasarse por alto la presencia de J be Man (J be K), titular del Clásico Austria (L), segundo de Aggiornado (Lizard Island) en el Southern Halo (G3), y, recientemente, tercero reprisando tercero de Elogiado (Archipenko) en el Invasor (G2). Bastante más atrás completa el lote Verde y Rojo (Cima de Triomphe), con poco de por medio como para alentar ilusiones.