Interesante cruce para fondistas en el Clásico Calidoscopio (L) de este miércoles en San Isidro

Levanta un tanto la puntería en materia de calidad para este miércoles el Hipódromo de San Isidro, donde entre los 15 turnos que se resolverán sobresale el Clásico Calidoscopio (L), la carrera que recuerda al hijo de Luhuk que hiciera historia en los Estados Unidos, primero, ganando el Breeders’ Cup Marathon (G2)de 2012 en Santa Anita Park y, luego, transformándose en el caballo más veterano en ganar una prueba de grado en los Estados Unidos, cuando con 10 años conquistó en una atropellada formidable el Brooklyn Handicap (G2), en Belmont Park.

Pautado sobre 2400 metros en la pista de arena y para caballos desde los 4 años será escenario para la revancha entre Reik (Mount Nelson) y Green Lemon (Equal Stripes), que en ese orden y separados por medio pescuezo cruzaron el disco del Clásico Domingo Faustino Sarmiento (L), hace poco menos de un mes.

Reik volverá a intentar correr cerca o en la punta para resistir en el derecho con su paso parejo; Green Lemon, en tanto, apostará sus cartas a moverse algo más retrasado para tratar de hacer sentir su cambio de ritmo frente a las tribunas.

Si de terceras opciones se trata, Seulement Catcher (Catcher In the Rye) vuelve a un segmento más accesible luego de cumplir tres labores bastante flojas, aunque en los grandes premios Estrellas Classic (G1) y General San Martín (G1) y en el Clásico Comparación (G2).

Claro que antes había vencido en el Handicap Dr. Ignacio Pavlovsky y escoltado a Glorious Moment (Treasure Beach) en el Gran Premio 25 de Mayo (G1). Si recuerda estas últimas gestiones, seguramente contenerlo será complicado.

Otro que promete ser protagonista grande es el brasileño Champion Star (Brz-Hard Buck), que acaba de quedarse con una condicional para vencedores múltiples, sin olvidar que a mediados de julio dio cuenta de Italo Icon (Sixties Icon) en el Handicap Potrillón, bajo idénticas circunstancias a las que enfrentará ahora.

Keen (Storm Surge) y Mestre do Violao (Master of Hounds) arrancan un escalón más atrás, pero buscarán sorprender.