El ganador del último Latino ya está en Dubai y tendría su lugar garantizado en la prueba que entregará US$ 20 millones en premios

El turf sudamericano podría tener su primera participación en la multimillonaria Saudi Cup, la carrera que se resolverá el 26 de febrero próximo en el King Abzulaziz Racetrack de Riyadh y que con 20 millones de dólares en premios es la más cara del mundo.

Ahora de G1 internacional, está en la mira de Aero Trem, el caballo nacido en Brasil pero que ganó para Uruguay la última edición del Longines Gran Premio Latinoamericano (G1), en Maroñas, Uruguay. El hijo de Shanghai Bobby ya está en Dubai junto a la delegación que llevó para el próximo Carnaval Internacional el preparador Antonio Cintra, y la idea es que se mida con mucho de los mejores caballos del mundo en la Saudi Cup.

Si bien no es oficial, ya se habrían realizado las gestiones para que el zaino tenga un lugar garantizado, movimientos que encabezó Horacio Espósito, uno de los Vice Presidente de la Federación Internacional de Autoridades Hípicas y también asesor de la Organización Sudamericana de Fomento del SPC (OSAF).

Julio Olascoaga, asistente de Cintra, manifestó a prensa de la Saudi Cup que: “Aero Trem llegó el último lunes a Dubai, después de viajar por dos días y de realizar una escala en Alemania. Usualmente suelen perder peso en esos traslados, pero para él fue como si nada hubiera pasado. Arribó en una condición fantástica y los análisis de sangre fueron excelentes. La idea es que ya empiece a moverse sobre el fin de semana y sólo esperamos la invitación de los organizadores para ponernos en campaña para competir”. Aero Trem ganó además dos ediciones del Gran Premio Pedro Piñeyrúa (G1), el Gran Premio Polla de Potrillos (G1) y el Gran Premio Jockey Club (G1), siempre en Maroñas.

A cargo de Cintra en Dubai están además El Patriota (Ecólogo) y Ajuste Fiscal (Ioya Bigtime), que pasaron el invierno en Inglaterra y ahora tendrán su segunda temporada de actuación allí, junto con el argentino Perfect Love (Heliostatic). Tanto el primero como este último, serán preinscriptos para el Saudi International Handicap, a disputarse el viernes 25 de febrero como parte del festival de la Saudi Cup.

Uruguay sigue apostando a sobresalir en el plano internacional, y este mismo sábado la hípica charrúa tendrá un gran desafío con las presencias de Athelsta (Midas Touch) y Happy Day (Midas Touch) en el Carlos Pellegrini (G1) argentino.