La campeona argentina quedó encerrada cuando pasaba de largo y terminó cuarta en el Albert M. Stall Memorial Stakes (L)

NEW ORLEANS, Louisiana (Especial para Turf Diario).- James Graham se bajó de Joy Epífora tras el Albert M. Stall Memorial Stakes (L-1700 m, césped, US$ 100.000) de este sábado en Fair Grounds, encaró a Ignacio Correas (h.), entrenador de la campeona argentina en el Norte y le dijo: “Perdón, jefe, perdí una carrera imposible”. 

No tuvo nada de fortuna en esa recta final la hija de Fortify, que cuando se aprestaba a pasar entre la alemana Dalika (Pastorius) y la puntera His Glory (Mineshaft), fue claramente molestada por esta última, obligando a Graham a detener toda la acción que traía Joy Epífora, dejando toda su opción en ese movimiento. Con vergüenza, superior al lote, volvió la defensora del La Nora LLC, como para terminar cuarta a sólo 2 cuerpos de la mencionada Dalika, que tuvo la guía del peruano Miguel Mena.

“La verdad que perdió una carrera de esas que no se pierden, pero quedamos todos contentos porque la vimos por fin responder a lo bien que siempre trabaja. Joy Epífora es una yegua buena en serio, y hoy está más afianzada y madura. Se sacó de encima la reprise y no queda otra que mirar para adelante”, resumió Correas, algo contrariado por la mala fortuna, pero a la vez contento de ver a su yegua correr en el nivel esperado.

La buena de Joy Epífora volvió al ruedo en Fair Grounds y dejó una sensación general de que lo mejor de su parte en los Estados Unidos todavía está por venir. Seguro así será.