Ahora en la milla, el ganador del Carlos Pellegrini (G1) de 2022 correrá el lunes próximo el Red Packet Handicap, en Sha Tin

SHA TIN, Hong Kong (Especial para Turf Diario).- Subiendo a la milla, el argentino The Punisher, ganador del Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) de 2022, buscará el próximo lunes su primer triunfo aquí, cuando anime el Red Packet Handicap, sobre el césped, con rating de 60 a 85 puntos y donde llevará 130 libras, el segundo peso más elevado después del neocelandés Sweet Encounter (Toronado), castigado con 131.

Conocido en el plano local como Bravehearts, el ahora pupilo de Jamie Richards y que corre para Edmond Yue Kwok Yin, no rindió de la forma esperada en sus dos salidas previas, aunque en ambos casos sobre 1400 metros, una distancia en la que siquiera había competido en San Isidro, donde siempre se movió de los 1600 metros hacia arriba.

Allá por julio de 2023 terminó noveno a 6 3/4 cuerpos en un handicap de 100 a 70 de rating, y el 21 de enero último reprisó quedando décimo a 12 largos en una prueba de 80 a 105 puntos, por lo que no sólo la suba en los metros pueda darle una mano, sino también la baja en la exigencia.

The Punisher volverá a contar con la conducción del francés Antoine Hamelin, y se aguarda verlo algo más conectado con la carrera, a la espera de la recta para entrar en acción.

El mencionado Sweet Encounter viene de imponerse en una prueba similar y aparece como uno de sus principales adversarios, al igual que el estadounidense Unbeliavable, un linajudo hijo de Justify y Forever Together (Galileo) -ganadora del Epsom Oaks (G1) y que hará su debut local tras una notable campaña en Europa, donde con los colores de Coolmore fue entrenado por Aidan O’Brien y consiguió 2 triunfos en 5 salidas, con 2 segundos y 1 tercero como complemento.

Con el nombre de Bertinelli, fue tercero de Desert Hero (Sea the Stars) cuando se despidió allá por junio de 2023 en el King George V Stakes de Royal Ascot, y bajará bruscamente en el tiro, aunque sus antecedentes meten miedo.

Placé de grado en Nueva Zelanda, Huge Wave (Vadamos) es otro caballo con antecedentes para respetar, mientras que tampoco puede sacarse la vista de The Heir (Impeding) y del inglés Soleil Fighter (Sea the Moon), doble ganador en su país y que también se estrenará aquí.

The Punisher va por su primera victoria en Hong Kong, aunque no le será fácil conseguirla.