Con muchas boca de expendio cerradas, la recaudación no conformó; sobresalió Indómita Seattle (foto)

La situación del turf no es la mejor. Las recaudaciones no son lo suficientemente importantes como para soñar con dejar de depender de cuestiones externas (léase slots o fondo de reparación) ni en el corto ni en el mediano plazo. Pero claramente nada mejorará si no se solucionan temas como el del funcionamiento de los turfitos y pingazos los domingos.

El día que siempre fue el más importante para el burrero (de allí aquello de “fobal y carreras…”), hoy es despreciado por los hipódromos, que no quieren saber nada con organizar una reunión en el último día de la semana a sabiendas de que los números no respaldarán nunca esa organización, en gran parte, por aquello de las bocas de expendio cerradas.

De los dos lados se dice que no dan las cuentas, pero tampoco parece que se quisiera llegar a una solución “salomónica”. O ceden un poco de cada lado o los domingos continuarán siendo una tortura, como ayer, que se jugaron apenas 13.675.897 pesos…

En la pista hubo varias competencias de buen nivel, como el Premio Romano (1200 m, arena), donde se enfrentaron potrancas de 3 años titulares de 1 victoria. La hija de Seattle Fitz e Indómita (Grand Slam), criada por el Haras Firmamento, se impuso de un extremo al otro, evitando el golpe duro que hubiera sido para el público el triunfo de Cortinera City (Cityscape), que llegó segunda a 2 1/2 cuerpos prometiendo un dividendo de $ 42.85.

Un rato antes, en el plano de la CA, el potrillo Dipinto (Remote y Dolore, por Jump Start, Haras Vacación), gran favorito, festejó por segunda vez venciendo también de punta a punta en el Premio Garabito (1200 m, arena), superando por 6 cuerpos a Ragner (Roman Ruler).

Por otra parte, dos nuevos nombres ganadores sumó la generación 2016, primero, con el debut triunfal de Maggiore (Orpen y Malibu Queen, por Bernstein, Haras Santa María de Araras), que se impuso por la cabeza sobre 1400 metros y dándole una alegría a Adolfo Cambiaso, su propietario. Luego, llegaría el éxito de Joy Mayla (Fortify y Hidden May, por Hidden Prize, Haras La Biznaga), que se quedó con los 1200 metros del Premio Song of Wells (CA).