Janelle Monae (foto) y Uttori buscarán ratificar sus victorias en la primera etapa de la serie, dando varias revanchas

RÍO DE JANEIRO, Brasil (Especial para Turf Diario).- La Triple Corona carioca disfrutará este domingo de sus segundos pasos, tanto en la versión para potrancas como en la de potrillos. Mientras las chicas se medirán en el Grande Premio Diana (G1), los muchachitos harán lo propio en el Grande Premio Francisco Eduardo e Linneo Eduardo de Paula Machado (G1), siempre sobre 2000 metros y en la grama.

Será tiempo de revancha en el Diana, donde estarán presentes las 4 primeras clasificadas en el Grande Premio Henrique Possolo. Esta tarde Janelle Monae (Agnes Gold) mantuvo su condición de invicta batiendo por el pescuezo a I Believe In Magic (Put It Back), con Cherie Vi (Put It Back) en tercero a idéntico margen y la argentina Qeller (Roman Ruler) cruzando cuarta a medio largo más.

Todo resultó tan estrecho aquella tarde que el alargue de distancia propone un desafío extra y deja abierto el final, incluso, como para que If Looks Like (Wild Event), sexta a cinco largos ese día como favorita, pueda reivindicarse.

Entre los machos, en tanto, Uttori (Vettori) será el encargado de buscar una victoria que lo deje a las puertas de la Triple Corona después de ganar con claridad el Grande Premio Estado do Río de Janeiro (G1). Por 1 1/4 cuerpo despachó en esa prueba a Lionel the Best (Christine’s Outlaw), que ahora vuelve por el desquite.

Joao da Jandinha (Agnes Gold), tercero en el inicio de la serie, es otro que quiere dar vuelta la historia, al igual que Olympic Kremlin (Agnes Gold), favorito en tan preciado trofeo pero que lejos estuvo de responder, llegando de los últimos.

La jornada en Gávea tendrá otro punto de atracción con el Clássico Luiz Rigoni (L-1600 m, césped), donde sobresalen las presencias de Amor Total (Put It Back), Leviatan (Shanghai Bobby) y Olympic Ipswich (Shanghai Bobby).

En tanto, el panorama jerárquico se completa con el Clássico Orsenigo (L-1000 m, césped), con I Cry Happy (Put It Back) y la yegua Penélope Charming (Pioneering) un escalón por encima del resto, en un choque que pinta de lo más parejo del día.