Tras perder su invicto con el ya retirado Luthier Blues, el hijo de Le Blues mide las fuerzas de la campeona uruguaya Girona Fever

En los papeles, el Gran Premio Ciudad de Buenos Aires (G1-1000 m, arena) es una de las mejores carreras que incluirá este lunes en Palermo el mitín del República Argentina, pero aquellos que quieran verlo en vivo se tendrán que quedarse hasta las 21 en el hipódromo, pues está programado para correrse recién a las 20:40 horas…

Más allá del desatino con el tema horario (una costumbre para casi todas las pruebas fuertes de la recta, vaya uno a saber por qué…), el cruce en el derecho luce espectacular, con Labrado (Le Blues) estrenando su título de Campeón Velocista y en pos de volver a la senda del triunfo ante los bravos Comopudosucederme (Compasivo Cat) y Madonna Key (Key Deputy) y la campeona uruguaya Girona Fever (Texas Fever), que cruza el charco con un récord maravilloso y un poder corredor en la corta pocas veces visto en Maroñas.

Después de 5 éxitos al hilo, incluídos los grandes premios Maipú (G1) y Suipacha (G1) y de su frustrada participación en el Unzué (G1) de diciembre, cuando fue retirado de los partidores, Labrado sintió por primera vez el rigor de la derrota cuando el ya retirado Luthier Blues (Le Blues) le puso los puntos en el Clásico Irlanda (G3), venciéndolo por el pescuezo. El zaino vuelve a Palermo con la sangre en el ojo, y si bien aquél rival no estará en su camino, un triunfo lo consolidaría al tope de la división.

Comopudosucederme “decoró” una seguidilla de 3 éxitos seguidos batiendo por 4 cuerpos a Madonna Key en el Clásico Estados Unidos de América (G3). Ahora los 2 están en el camino de Labrado, en una carrera distinta y ante un adversario “diferente”.

El Ciudad tiene otros nombres reconocidos como los de Almendro En Flor (Angiolo), Urban Lady (Strategic Prince) o Señor Artista (Señor Candy), pero sin dudas la presencia de Girona Fever le da un toque diferente y de clase. Yegua del Año, Campeón Velocista y Campeón Yegua Adulta de 2022 en Uruguay, ganó 14 de 17 y enfrente ahora su primer reto de recta y para medir su nivel. Si termina adelante, no será sorpresa para nadie.