El hijo de Le Blues largará desde el 9 para enfrentarse con Lorenzo Rye, Rudy Trigger, Sin Cambio y Le Mall

Entre las grandes figuras que tendrá la jornada de esta tarde en el Hipódromo Argentino de Palermo estará Labrado, el potrillo que viene deslumbrando en la recta y que buscará seguir invicto y su segunda gran conquista en el tradicional Gran Premio Maipú (G1), sobre el kilómetro de arena.

Ubicado en el décimo sexto turno del programa, a las 20,45 (sin atraso), buscando que la gente se quede hasta tarde para potenciar la recaudación, el hijo de Le Blues volverá a la cancha de sus primeras tres victorias tras redondear una muy buena primera experiencia sobre el césped de San Isidro y quedarse con el Gran Premio Suipacha (G1).

Labrado no tiene techo por el momento, y para colmo tiene la “ventaja” de recibir importantes ventajas en el peso por su condición de 3 años, lo que transforma en más complicado aún el ganarle. Con linda suelta, pues arrancará del 9, el zaino atendido por Angel Bonetto se llevó aquí el Estrellas Junior Sprint (G3) y también el Clásico Paraguay (G3), la tarde en que tomó el comando de la división derrotando al hasta allí casi imbatible Luthier Blues (Le Blues).

Este último no estará en los partidores ahora, pero sí lo hará Lorenzo Rye (Catcher In the Rye), cercano tercero ese día y que luego sumó triunfos en el Handicap Grandes Fustas y en el Clásico Pablo G. Falero, siempre apelando a su formidable atropellada. 

En esta ocasión William Pereyra reemplazará en sus riendas a Francisco Leandro, que volverá a subirse en Rudy Trigger (Cosmic Trigger), escolta de Labrado en el Suipacha y que pretende tomarse revancha en la cancha donde es entrenado, como para llegar en el pico de rendimiento al Clásico Ciudad de La Plata (G2), dentro de una semana y para el que fue anotado ayer en busca de defender el título que conquistó hace 12 meses.

Sin Cambio (Sidney’s Candy) siempre da que hablar en la corta, y Le Mall (Le Blues) fue tan superior en su última salida que ahora parece listo a correr contra el que raye. La mala noticia es que se anuncia la ausencia del invicto Marshall Patrol (Violence), al que hubiera sido lindo ver ante estos rivales..