El porteño y el potrillo vienen de quedar detrás de Tío Boy en el Dardo Rocha y ahora lucharán por el último gran turno del año en el Bosque; Roman Pleasure, mucho más que el tercero en discordia

LA PLATA.- Llega el final para la temporada de carreras 2023 en el Bosque, con una entretenida reunión prevista para esta tarde y que tendrá como punto destacado al Clásico Clausura (G2), que sobre 2000 metros  medirá ejemplares de 3 años y más edad, contando en su nómina de 10 participantes con varios nombres destacados.

A la hora del balance debe decirse que termina un año difícil -uno más…-, en el que los queridos eucaliptos perdieron puntos más que ganarlos, donde los cambios fueron negativos, cediendo peso en materia de premios, con sus instalaciones viniéndose abajo y hasta sufriendo algunas cancelaciones de jornadas por diversos motivos.

La lotería provincial le soltó por completo la mano al hipódromo y, al cabo de un año electoral, directamente lo utilizó. Todavía todos allí se preguntan qué es lo que se hace con los fondos correspondientes al fondo de reparación y que por ley deberían llegar. No hace falta ser un detectiva para darse cuenta que eso no ocurre. Y, para colmo, los pagos llegan con retraso.

¿Qué pasará en 2024? Da la sensación de que no puede esperarse demasiado cambio, mucho menos con la crisis económica que atraviesa el país y con la falta de dinero fresco que habrá en la Provincia de Buenos Aires, donde no habrá giros discrecionales desde el Ejecutivo, como venía sucediendo. Ojalá no pase, pero…

Volviendo al Clausura, el potrillo Sofware mostró una evolución importante desde que llegó a la pista platense, primero ganando el Clásico Provincia de Buenos Aires (G2), para después escoltar a Tío Boy (Greenpring) en el Gran Premio Dardo Rocha (G1). Fueron 5 los cuerpos que lo separaron el 2 de este mes del vencedor, cruzando la meta con 3/4 de cuerpo sobre el puntero Lagarto Boy (Suggestivo Boy) (foto), que se corrió una carrera en la redonda y luego tuvo una gran labor. En su caso, la baja a los 2000 metros puede favorecerlo más que al sanisidrense, y de allí que esta vez se lo prefiera como candidato.

Desde el Campo 2 del Jockey Club también llegará Roman Pleasure (Roman Ruler), caballo de calidad pero con medios limitados. Ya con 6 años, y luego de un muy meritorio cuarto puesto en el Gran Premio Palermo (G1), el zaino se impuso con mucha comodidad en el Clásico Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (L), siempre en Palermo. Sólo 2 veces en su campaña compitió sobre 2000 metros o más, y no le fue muy bien que digamos. Claro que ahora se lo ve a pleno y tranquilamente puede dar vuelta esa estadística.

También preparado en San Isidro, Bouquet Key (Key Deputy) sigue trabajando para recuperar el tiempo perdido. Ganador en 2021 del Gran Premio Palermo (G1), estuvo 21 meses fuera de acción, y viene dando pasos firmes desde su regreso. Acaba de terminar cuarto de Tomasito León (Hurricane Cat) en el Gran Premio Joaquín V. González (G1) y se estira por primera vez hasta los 2 kilómetros, una incógnita que deberá responder.

La potranca Lágrimas y Sonrisas (Le Blues) está anotada tras correr hace 9 días el Clásico Los Criadores (G2) y llegar cuarta. Si se presenta, habrá que tener en cuenta que va liviana y que sobre esta misma pista y distancia se impuso en el Gran Premio Selección (G1)…

Finalmente, con ganas de dar el golpe y de seguir en ascenso aparecen Edification (Il Campione), con 2 triunfos consecutivos como carta de presentación, y Bolster (Incurable Optimist), que viene de ganar por 11 cuerpos en la arena de San Isidro.