Lagrimón Key, hijo de Tristeza Cat, alcanzó un promisorio triunfo en La Plata

352

Conducido por Cristian Velázquez, alcanzó su tercer disco en el Premio Querubín; Harmless, el otro nombre divertido

LA PLATA.- No le sobraron turnos condicionales atractivos a la jornada de este martes en el Bosque. Lo mejor en ese terreno llegó en el sexto turno y de la mano del Premio Querubín (1200 m), donde se midieron prometedores caballos de 3 años y con 2 triunfos previos.

El regreso a la pista de los eucaliptos le cayó de perillas a Lagrimón Key, que se lució con una victoria bastante más cómoda para un compromiso tan complicado como el que tenía por delante, luego de un par de gestiones interesantes en San Isidro y Palermo.

Conducido por Cristian Velázquez, el hijo de Key Deputy reservado de El Alfalfar le puso presión temprano al puntero Ready to Candy (AP Candy), lo dominó al pisar la recta y se hizo inalcanzable para sus adversarios, venciendo por 1 1/2 cuerpo a Top Maker (Grand Reward), en 1m12s2/100 sobre pista normal.

Al cuidado de Diego Peña, Lagrimón Key es la segunda cría de la inolvidable Tristeza Cat (Easing Along), una velocista extraordinaria, ganadora en 23 ocasiones sobre 46 carreras disputadas y que marcó el récord para el kilómetro en el Hipódromo de Palermo.

En el cierre de la fecha, sobre 1200 metros, chocaron yeguas de 3 años ganadoras en una ocasión en el Premio Dichosa. Sorpresa grande la que dio Harmless (Roman Ruler), escapando al dejar la curva y llegando a la meta con 6 largos de diferencia sobre La Muy Coqueta (Aspire) tras 1m13s32/100.

Con el aprendiz Facundo Roldán en su silla y presentada por Hugo Azcurra, defiende los colores del Stud EVG y fue criada por el Haras Chenaut. Su madre no es otra que la ganadora de G1 Luna Real (Mutakddim).

Al cabo de las 14 pruebas, la recaudación en el Bosque trepó hasta los 10.537.463 pesos, con un promedio por competencia de $ 752.676, números bastante más acordes a la “zona de confort” de los Eucaliptos.