La hija de Fortify es la primera potranca que gana el tradicional cruce millero porteño desde que Querida Dubai lo consiguió en 2018

Después de una actuación más que aceptable en el Gran Premio Polla de Potrancas (G1), llegando sexta, Laima retomó la senda ganadora en el Clásico Carlos Tomkinson (G2-1600 m, arena normal), la prueba más fuerte del muy entretenido sábado que ofreció el Hipódromo Argentino de Palermo.

En lo que fue su primer enfrentamiento con las mayores, la hija de Fortify mostró un excelente nivel y encabezó el 1-2-3 del Haras Vacación como criador. secundada por Near You (Remote) y con Eau de Toilette (Fortify) completando el podio, mientras la gran favorita Amiguita Gina (Todo Un Amiguito) tenía su peor gestión en mucho tiempo y terminaba sexta y anteúltima, sólo delante de Bella Giulia (Daddy Long Legs), otra de las decepciones y que llegó desconectada.

Con el respaldo del exitoso tándem que conforman el jockey Juan Cruz Villagra y el entrenador Guillermo Frenkel Santillán, la alazana del Stud Victoria capitalizó de la mejor forma aquella experiencia en la apertura de la Triple Corona, a la que había llegado invicta en dos salidas.

El jockey estuvo astuto para correr de menor a mayor a la alazana, mientras Bella Giulia salía casi descontrolada a mostrarse al frente y sacándole varios cuerpos al resto, bajo parciales iniciales de22s30/100 y 45s98/100.

Esos márgenes se achicaron en la curva, con Laima todavía sexta y esperando, mientras la vanguardista le cedía sin ningún tipo de oposición la posición a Eau de Toilette, que pisó la recta y abrió un par de largos de ventaja, alentando ilusiones.

Las 12 cuadras quedaron atrás en 1m10s52/100 y a esa altura ya la nueva puntera era exigida para intentar mantenerse, lo que no conseguiría ante el avance parejo y firme de Laima, que la superó por los 100 metros para luego contener a Near You, que arremetió desde muy atrás para terminar segunda a la cabeza. A 1 1/2 cuerpo, Eau de Toilette fue tercera, con 2 hasta una Dama Amazona (Señor Candy) inofensiva y otros 6 con respecto a South Briole (South Kissing), que amagó lindo al dejar el codo y después se apagó. El tiempo de 1m36s clavados fue aceptable, aunque la cuenta da que el remate para las 4 cuadras finales fue de 25s48/100.

Laima es la primera potranca desde 2018 que gana el Clásico Carlos Tomkinson (G2), pues aquella vez había vencido Querida Dubai (E Dubai), tal cual sucedió en 2017 con Atómica Oro (Orpen), aunque la supremacía estadística la tienen las mayores.

Laima responde a una de las familias más exitosas de los últimos años que viene desarrollando el Haras Vacación. Además de transformarse en el ganador clásico número 45 para Fortify en el país, tiene por madre a Lithuania (Roman Ruler), una hija de la formidable La Balada (Confidential Talk), que además produjo a la campeona Balada Sale (Not for Sale), luego gran vientre en Japón, al notable corredor y actual padrillo Le Blues (Roman Ruler), a la G2 Liriope (Honour and Glory) y a los placé de grado Lovely Moment (Equal Stripes) y La Barroca (Slew Gin Fizz), con la familia de Bambuca (Gamín) como iniciadora de una dinastía de grandes ejemplares.

Laima dio la nota en el Clásico Carlos Tomkinson y creció varios peldaños en el ranking de la siempre competitiva categoría de la media distancia entre las yeguas. Por ahora lo suyo se circunscribió a la arena, aunque también los desafíos en la grama pueden estar en el radar para su futuro.