La hija de Anjiz Lake sale de la recta para medirse con varias rivales bravas en la central porteña del lunes

Faltan dos días para que el Hipódromo Argentino de Palermo disfrute una de sus grandes fiestas de la temporada de la mano del Gran Premio República Argentina (G1). La pasión y la expectativa empiezan a sentirse en el aire y como previa el circo porteño ofrecerá esta tarde una “reunión promedio” que tendrá como pase destacado el Handicap Pardallo (1200 m, arena), interesante choque para yeguas desde los 4 años.

Sobran las candidatas, aunque a la hora de la selección queda un paso por delante el nombre de Lake Waterfall (59 kg.), que sale de la recta tratando de sentirse cómoda sobre 200 metros más y que su atropellada no quede corta. La hija de Anjiz Lake viene de quedar tercera de la gradual Queen Liz (Lizard Island) en el Handicap Solazo y antes había escoltado a Vía Vía Circle (Lion’s Circle) en el Spiny.

La “avanzada” de rivales para la defensora del Stud América la encabeza Holiday Glory (Harlan’s Holiday, 61), topweight del cotejo y que pega la vuelta luego de más de siete meses de ausencia. Su última gestión la vio terminar segunda de la brasileña Fay (Drosselmeyer) en el Clásico Etoile (L) de San Isidro y antes, aquí, había vencido en el Handicap Brilliantly.

Con ganas de retomar la buena senda aparecen Beatuty Shiner (Indygo Shiner, 60) y Aki Mirame (Freud, 59), dueñas de amplia experiencia en este nivel y que tranquilamente pueden quedar al top. Y también estará Inca Haze (Incásico, 59 1/2), de amplio festejo reciente en el Especial Diego M. Argüello platense. La reprise de Real Moon (Stay Thirsty, 59 1/2) debe ser seguida de cerca, porque será bravísima si está a pleno.