Juvenile (G1) y Juvenile Fillies (G1) miden a los mejores potrillos y potrancas en la apertura de la serie

ARCADIA, California.- Llegó el momento. El día esperado está aquí. La Breeders’ Cup XXXVI arranca hoy en Santa Anita Park y muchos de los mejores caballos del mundo competirán por la gloria. La serie más famosa del planeta tendrá su puntapié inicial con las Estrellas del Mañana, en un viernes que agrupará todas las carreras de dos años que forman parte del show. En la arena y sobre 1700 metros potrillos potrancas irán en busca del Juvenile (G1) y del Juvenile Fillies (G1), respectivamente, en sendas pruebas que suelen definir a los campeones jóvenes de la temporada.

Auspiciado por TVG, el Juvenile aparece en la previa como un match entre Scabbard (More Than Ready) y Denni’s Moment (Tiznow), aunque el local Eight Rings (Empire Maker) les hará las cosas muy difíciles.

Para los dos primeros habrá revancha, pues Denni’s Moment viene de superar por 1 3/4 cuerpo a Scabbard en el Iroquois Stakes (G3) de Churchill Downs; antes, este último también había sido segundo, pero de Green Light Go (Hard Spun) en el Saratoga Special (G2) de Saratoga.

Eight Rings, en tanto, fue una máquina debutando en Del Mar, pero su primera experiencia clásica terminó en el piso, pues ante un incidente perdió por el camino a Drayden Van Dyke, su jockey en esa oportunidad, cuando participó en el Del Mar Futurity (G1) como enorme favorito. Poco tardó en recuperarse el nieto de Pure Prize atentido por Bob Baffert, que volvió a dejar óptima impresión en ocasión de su éxito en el American Pharoah Stakes (G1), aquí.

Con Maxfield (Street Sense) ausente, la sorpresa puede llegar por el lado de Storm the Court (Court Vision), tercero en el American Pharoah y que también había caído en el Del Mar Futurity. Y no se puede pasar por alto al invicto Anneau d’Or (Medaglia D’Oro), que ganó por 8 cuerpos debutando en Golden Gate Fields.

Bien parejo luce el Juvenile Fillies, donde cuesta entregar la candidatura a un nombre en especial. En Santa Anita Donna Veloce (Uncle Mo) se estrenó triunfando por 9 1/4 cuerpos y ahora da el salto a las grandes ligas, donde la aguarda British Idiom (Flashback), también imbatible hasta ahora pero con el plus de haber derrotado en el Alcibiades Stakes (G1) de Keeneland y por 6 1/2 largos a Perfect Alibi (Sky Mesa), con la que volverá a encontrarse ahora.

Entre las locales habrá que ganarle a Bast (Uncle Mo) (foto), que perdió debutando para salir de perdedora en el Del Mar Debutante (G1), actuación que consolidó luego derrotando por el pescuezo a Comical (Into Mischief) en el Chandelier Stakes (G1), cuando K P Dreamin (Union Rags) fue tercera.

Por último, la recomendación es no olvidar a Wicked Whisper (Liam’s Map), que en el Frizette Stakes (G1) de Belmont Park fue letal para seguir invicta.