Ganadoras de la Copa de Plata y del Selección de Potrancas, respectivamente, viajarán a fin de mes con primera parada en Irlanda

Los excelentes resultados que vienen alcanzando en Japón los hijos de las yeguas madre argentinas son un apoyo fundamental para que el exigente mercado nipón siga posando sus ojos en las mejores corredoras de nuestro país para sumar nuevos vientres de calidad, pensando en más triunfos, por supuesto.

Hace un par de meses viajaron la campeona Joy Canela y la G1 Cita di Río, y, si no pasa nada, en tres semanas se subirán al avión las titulares de máxima escala Elvas (foto) y Sankalpa, como aquellas, haciendo una primera escala en Irlanda para ser servidas, y luego continuando su camino hacia el país del sol naciente, donde quedarán radicadas. Las exportaciones estarán a cargo de la firma Stud VHA, de Víctor, Sebastián y Damián Almirón.

Por Catcher In the Rye y Gran Oleada (Grand Slam), Elvas coronó en el todavía fresco Gran Premio Copa de Plata (G1) una temporada de enorme despegue. Criada por el Haras La Madrina y bajo la preparación de Jorge Mayansky Neer, la zaina ganó 3 pruebas consecutivas antes de que la actividad se cortara por la pandemia, dos de ellas dentro del plano de la categoría alternativa.

Al regreso, ya en septiembre, mostró lo mejor de su repertorio, cayendo en su reprise al terminar segunda en el Clásico Contraventora para luego imponerse en el Clásico Carlos P. Rodríguez (G2), sobre una milla, y luego en la mencionada Copa de Plata.

Gran Oleada, madre de Elvas, es hija de la múltiple titular de grupo Ondina (Southern Halo), en uno de los mejores pedigrees del Haras La Quebrada, como el de Oh’Sun (Solazo), que produjera a los cracks Oceanside (Babor) y Octante (Babor) y a la G1 Orca (Southern Halo), como así también al clásico Godard (Senor Pete) y a las madres de los G1 Oh Toss (Egg Toss) y Goleada (Senor Pete).

Sankalpa, por su parte, fue una de las más destacadas potrancas en 2019 y luego también se lució el año último entre las fondistas. La hija de True Cause y Lima de Veras (Sekari) que defendió los colores del Stud Tres Marías se llevó el Gran Premio Selección de Potrancas (G1) de La Plata y los clásicos Juan Shaw (G2) y Chile (G2), siendo además segunda de la campeona Seas Alabada (Sebi Halo) en el Gran Premio Copa de Plata (G1) y en el Clásico Los Haras (G2). Su última gestión la cumplió precisamente en el “Pellegrini de las Yeguas”, quedando décima de Elvas, ahora su compañera de viaje.

Criada por Oswaldo Avilez Salas, Sankalpa es propia hermana de True Dreams, que fue segundo como perdedor en el Gran Premio Nacional (G1), y de la ganadora de G2 La Limeñita (E Dubai), en el pedigree de Bambuca (Rustom Pasha), pero en la rama de Miss Venecia (Luxemburgo), como los campeones Miss Linda (Southern Halo) y Mr. Nancho (Southern Halo) y los ganadores de G1 Equal Miller (Equal Stripes), Miss Match (Indygo Shiner) y Wild Stream (Boboman).

Japón sigue teniendo su mirada en la hípica Argentina, como desde hace muchos años, transformándose en un mercado “exclusivo”, pero sostenido.