El hijo de Zensational sorprendió y superó por apenas el pescuezo al interminable Expressive Smart, que pudo haber tenido otra suerte…

Todo lo bueno que el Clásico Santiago Lawrie (G3-1000 m, césped normal) prometía en la previa, terminó cumpliéndolo a la hora de la verdad, con León Americano dando una sorpresa grande en un final bien cerrado y en el que contuvo por apenas el pescuezo la atropellada del interminable Expressive Smart (Expressive Halo).

La excelente labor del caballo del Stud Rodolfo Pedro fue el punto culminante de una jornada que tuvo un montón de carreras imperdobles, ya sea para productos cuanto para ejemplares de 3 años y más edad, con varios de los ganadores del día seguramente pronto animando competencias importantes.

Si bien no venía corriendo mal, tampoco estaba siendo gran protagonista León Americano, que esta vez tuvo la fuerza de sus mejores tardes para atropellar y sacar el mejor provecho del ritmo fuerte que impusieron adelante las potrancas Vida Amorosa (Safety Check) y La Clota (Claro Oscuro), con Comopudosucederme (Compasivo Cat) escarbando entre ellas.

Pagó dividendos la paciencia de Wilson Moreyra, que nunca sacó de los palos al ganador, algo inquieto antes de la partida. Por allí lo mantuvo expectante hasta los 400 metros, cuando lo proyectó adivinando que los líderes no iban a poder sostener el ritmo, pasando en 23s9/100 y 44s8/100.

Cuando León Americano dominó, en la cuadra final, restaba la carga exterior de Expressive Smart, que quizás podría haber tenido suerte distinta si lograba encontrar libertad de movimientos antes, algo apretado entre La Clota y Santos Davos (Sebi Halo), porque cuando lo hizo arrancó y descontó muchísimo, aunque no lo suficiente.

Como se dijo, fue de pescuezo la diferencia entre el primero y el segundo, como Comopudosucederme quedando tercer a 3/4 de cuerpo, con medio cuerpo y medio pescuezo sobre La Clota y Vida Amorosa, mientras Santos Davos clausuraba el marcador a medio largo más, todo tras 55s56/100, con la cancha abierta.  Ya más lejos llegaron Le Cornette (Emmanuel) y Cheburek (Sidney’s Candy), cerrando la marcha, con los dos rindiendo poquito, haciendo hincapié en el primero.

Edgardo Martucci se encarga de la preparación de León Americano, que no ganaba desde julio, cuando en esta misma pista y distancia se hizo del Clásico Necochea (L). Criado por el Haras La Pasión, el alazán de 528 kilos parece queriendo volver al nivel de sus comienzos, cuando se quedó con el Clásico Islas Malvinas (L), aunque después le costó hacer pie, arrimando por lo general.

Por el generoso tordillo Zensational (Unbridled’s Song), tiene por madre a Leandrinha (Bernstein), importada desde los Estados Unidos y que con la chaquetilla de Rubio B. ganó 6 carreras en San Isidro y Palermo, incluso en su debut y llegando segunda en el Handicap Haras El Turf.

En La Pasión, la yegua tiene en total 4 crías ganadoras, habiendo producido además a Leona Mística (Violence), vencedora en los handicaps Campagnarde y El Centauro y segunda en el Clásico Venezuela (G2); a León Sabanero (Sabayón), titular del Clásico Ciudad de Berisso; y a León del Cabo (Roman Ruler), que supo vencer en 3 ocasiones.

Con Labrado (Le Blues) como líder de la división, León Sabanero sacó ventajas en el lote que persigue al campeón, soñando con ponerlo en aprietos en los próximos eventos de la división.