La hija de Lion’s Circle se impuso prácticamente de punta a punta y por 2 1/2 cuerpos sobre Lake Waterfall

Libre de reprise, Vía Vía Circle (58 kg.) volvió a su mejor nivel y no tuvo ningún tipo de inconveniente para ganar el Handicap Spiny (1000 m, arena), la otra prueba importante que incluyó la jornada de este lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo.

Yegua clásica, la hija de Lion’s Circle y Vaniglia (Vision and Verse) dominó de principio a fin para batir por 2 1/2 largos a Lake Waterfall (Anjiz Lake, 59), que de atropellada le birló prácticamente sobre el disco la posición de escolta a Crazy Party (Luhuk, 58 1/2) por apenas 3/4 de cuerpo, todo tras 56s52/100.

Confiada a Néstor Fernández, la pupila de Gustavo A. Ramos no tuvo la mejor de las partidas, pero demoró milésimas de segundo en recuperarse, ubicarse al son de la banda y empezarle a hacer sentir a sus seis adversarias su roce en otro nivel.

El handicap tuvo también varias decepciones. Por ejemplo, la favorita Zensational Won (Zensational, 59 1/2), que además cargó el peso máximo, fue apenas quinta, apagada siempre. Pero peor le fue a Imputada (Qué Vida Buena, 57), que venía de ceder al anca del mismísimo Empresariado (Sidney’s Candy) y ahora llegó última lejos tras mostrarse por algunos segundos entre las de adelante.

De la cría del Haras El Coraje Baigorria y defensora de los colores del stud Buena Vida, de Río Cuarto, Vía Vía Circle había sorteado casi 8 meses de ausencia en febrero, y ahora empezó a parecerse a aquella que ganó el Clásico General Arenales (G3) o que fue segunda en los clásicos Guillermo Paats (L) y Estados Unidos de América (G3), ante los machos en ambos casos.

Si bien su campaña pocas veces pudo tener regularidad, la comprobada calidad de Vía Vía Circle le ha permitido siempre volver en buena forma. Si ahora consigue afirmarse, seguramente será protagonista de cada choque de ligeras.