El hijo de Into Mischief dio espectáculo en el San Felipe Stakes (G2) de Santa Anita Park; conexiones peruanas para Helium, vencedor en el Tampa Bay Derby (G2); sorpresa en el Gotham Stakes

La carrera hacia el Kentucky Derby continuó firme el sábado último en los Estados Unidos, con otros tres pasos previos hacia el trofeo que todos quieren levantar. Santa Anita Park, Tampa Bay Downs y Aqueduct fueron esta vez sede de sendos clásicos imperdibles, sobresaliendo la estupenda actuación que le permitió a Life is Good mantener su invicto en el San Felipe Stakes (G2-1700 m, arena, US$ 301.000), en California.

El pupilo de Bob Baffert hizo galope largo para confirmar su excelente forma, esa que ya había dejado ver cuando hace algunas semanas se impuso en el Sham Stakes (G3). Aquella vez, todavía inmaduro, había doblegado por 3/4 de cuerpo a Medina Spirit (Protonico), el mismo que volvió a escoltarlo ahora, aunque desde terminantes 8 cuerpos.

Lo de Life is Good (Into Mischief y Beach Walk, por Distorted Humor) fue una paliza. Corrió a velocidad crucero adelante desde la suelta hasta el disco, y más empeño ponían sus rivales por tratar de acercársele, más lo sujetaba Mike Smith para ahorrarle energías. Como si nada, empleó 1m42s18/100 para los 1700 metros que lo dejaron listo hacia el Santa Anita Derby (G1), la prueba que, da la impresión, lo catapultará hacia el Churchill Downs.

“Está aprendiendo a correr, madurando y volviéndose más inteligente. También va sabiendo entrar en ritmo y mantenerlo, que siempre será un poco rápido porque es muy veloz. Este caballo es como Muhammad Ali, flota como una mariposa y pica como una mosca”, resumió Smith.

Del otro lado de los Estados Unidos, en Tampa Bay Downs, el canadiense Helium (Ironicus) sorprendió pisando fuerte y manteniéndose su invicto, con un toque sudamericano en su conquista del Tampa Bay Derby (G2-1700 m, arena, US$ 350.000), ya que fue criado por el Teneri Farm y Bernardo Alvarez Calderón y tiene por abuela a la también peruana Saint Emilia (Saint Ballado).

Por último, en Aqueduct, el Gotham Stakes (G3-1600 m, césped, US$ 300.000) terminó con la enorme sorpresa de Weyburn (Pioneerof the Nile y Sunday Affair, por A.P. Indy, vencedor por el hocico de Crowded Trade (More Than Ready), sumándose así a la carrera por la Triple Corona en alegría grande para James A. Jerkens, su entrenador, el hijo del legendario H. Allen Jerkens.