El hijo de Into Mischief construyó una actuación formidable para vencer de punta a punta y con claridad a Knicks Go

Por Diego H. Mitagstein

Life Is Good fue un tren sin frenos y alcanzó una victoria impactante en la edición 2022 de la Pegasus World Cup Invitational Stakes (G1-1800 m, arena, US$ 3.000.000 de bolsa), dándole una verdadera paliza al seguro campeón Knicks Go (Paynter), finalmente escolta a 4 ó 5 cuerpos.

Favorito en las apuestas por apenas unos boletos, el hijo de Into Mischief cuya propiedad comparten el WinStar Farm LLC y el China Horse Club Inc., terminó por redondear una tarde majestuosa de Todd Pletcher, su entrenador, que un rato antes también se había llevado el Pegasus World Cup Turf Invitational Stakes (G1) con Colonel Liam (Liam’s Map) y el William L. McNight Stakes (G3), con Abaan (Will Take Charge).

Con mucha expectativa se aguardó el duelo entre Life Is Good y Knicks Go, brillantes ganadores en noviembre del Breeders’ Cup Dirt Mile (G1) y del Breeders’ Cup Clasic (G1), respectivamente, con una pequeña ventaja en la impresión para el tordillo de Brad Cox, pues contaba con más experiencia en la distancia.

Sin embargo, Irad Ortíz Jr. aprovechó una partida descomunal del ganador, que rápido sacó ventajas amplias al frente, mientras Stiletto Boy (Shackleford) trataba de seguirlo junto con Knicks Go, aunque sin suerte para ambos. Ya con velocidad crucero, el puntero pasó la media milla en 46s35/100, pero sujetando, y dejó atrás las 12 cuadras al cabo de 1m10s15/100, siempre bastante abierto.

Ya en la mitad de la curva final podía adivinarse que nada cambiaría salvo una debacle en el ritmo de Life Is Good, que llegó a la recta con ventajas enormes e indescontables. Con su jockey palmeándolo recorrió la parte final el ganador, deteniendo el reloj tras 1m48s91/100, marca que habría mejorado ampliamente de haberse tomado las cosas en serio.

Noticia en desarrollo