El entrenador sueña con el doblete cuando sus caballos corran la Dubai World Cup y el Dubai Turf, respectivamente

DUBAI, Emiratos Arabes Unidos (Especial para Turf Diario).-Cada temporada la Dubai World Cup (G1) suele tener una figura importante a nivel mundial. Su estupenda bolsa de 12.000.000 de dólares es un imán casi siempre imposible de repeler para los caballos importantes, y en 2022 ese lugar lo ocupa, sin ninguna duda, el estadounidense Life Is Good.

Hijo de Into Mischief y ganador del Breeders’ Cup Dirt Mile (G1) y de la Pegasus World Cup Invitational Stakes (G1) en sus dos salidas más recientes, el zaino ha sido el objetivo de la mayor cantidad de flashes y miradas desde que hace un par de días desembarcó en esta ciudad, con un estado impactante.

El martes a las 5 AM salió por primera vez a la pista de Meydan Life Is Good, que hoy repitió la escena para galopar pleno de fuerza. La galopadora Amelia Green, la única que puede subirse al crack, tuvo que usar todas sus fuerzas para contenerlo y mantenerlo dentro del plan trazado; se quiere pasar el pupilo de Todd Pletcher…

“Para ser honesto, me sorprendería si no quisiera hacer eso. Apenas bajamos del avión, después de 13 horas de vuelo desde Miami, nos fuimos al stud para ver el caballo y quedamos muy contentos por cómo lo vimos. En tantos años que vine aprendí muchas cosas, y una de ellas es que el trabajo debe hacerse casi en su totalidad en casa. Trabajé algunos caballos antes aquí y fue contraproducente, por eso sólo reservamos unos galopes no tan fuertes, evitando el desgaste, para hacer schooling por la noche y luego ya esperar la carrera”, contó el preparador.

Pletcher también llegó a Dubai con el múltiple ganador de G1 Colonel Liam (Liam’s Map), que buscará convertirse en el primer caballo estadounidense que gana el Dubai Turf (G1-1800 m, césped). “Al igual que con Life Is Good, todo lo hizo en casa, y lo notó muy relajado y sin sentir el viaje en absoluto. Lo galopamos una milla y media y luego hicimos algo de trabajo en los partidores, como para seguir acostumbrándolo al ambiente”.

Esperanzado, Todd Pletcher tiene dos cartas fuertes en un mitín de la Dubai World Cup que pinta espectacular.