La hija de Mastercraftsman llegó a su tercer triunfo con 4 años en ese nivel; se apostaron 45.725.269 pesos

No fue precisamente la calidad lo que sobró en el plano de las carreras comunes que se corrieron este miércoles en el Hipódromo de San Isidro, donde, habitualmente, dominan las CA y los turnos para veteranos. En las «cuentas», la historia fue positiva, ya que la recaudación ascendió a 45.725.269 pesos, con un promedio de 3.517.328.

Si de encontrar ganadores destacados se trata, habrá que mencionar que la 4 años Linda Craf encontró en las alternativas su lugar en el mundo, sumando ahora el tercer triunfo de su campaña en ese ámbito. Fue en los 1200 metros del Premio Julián Octavio, donde la defensora del Stud Rubio B. se adelantó por 1 1/2 cuerpo a Pretty Wild (Winning Prize), llevando a buen puerto su condición de favorita al cabo de 1m12s83/100. Se trata de una hija de Mastercraftsman y Miss Carilinda (Numerous), criada por el Haras Firmamento y que revista a las órdenes de Juan C. Etchechoury (h.), aunque fue presentada por Juan I. Etchechoury.

Un rato antes, fuera de las CA, se enfrentaron caballos desde los 5 años con 2 ó 3 victorias a cuestas en las 14 cuadras del Premio Ice Box. Fue 1-2 para María Fernanda Alvarez y Walter Suárez, de la mano de Blue Eyed Soul (Endorsement y Beautiful Eyes, por Easing Along, Haras Los Aguacates), que por 1 1/2 cuerpo superó a Valiente Spring (Greenspring) tras 1m23s78/100.

La fecha incluyó también 4 pruebas para 3 años perdedores, siempre en el marco de la CA, abriendo la serie la potranca Lady Kris (Storm Play y Royal Sand, por Footstepsinthesand, Osvaldo C. Verano), que en su séptimo intento abandonó el último de los escalones imponiéndose por 2 cuerpos. Luego llegó el turno para Star Show (Endorsement y Star Bloom, por Salt Lake, Haras La Quebrada), que cruzó después de 9 salidas, sumándose más tarde Alto Celta (Angiolo y Soy Celta, por Sebi Halo, Haras El Paraíso). Por último, fue Galardón (Knockout y Giga Sam, por Alrassaam, Eduardo A. Solveyra) el que se dio el gusto de alcanzar su primera victoria, por 1 1/2 cuerpo y en su quinto intento.