El mejor dos años de 2019 en Argentina correrá este jueves un allowance en la milla de césped de Churchill Downs

LOUISVILLE, Kentucky (Especial para Turf Diario).- Llegó el momento del debut en las pistas de los Estados Unidos para el crack Ivar, nacido en Brasil pero que se hizo grande en la Argentina, donde fue, sin duda alguna, el Campeón 2 Años Macho de la última temporada.

Tras casi un año de su despedida, cuando a fines de junio ganó en Palermo el Gran Premio Estrellas Juvenile (G1), el hijo de Agnes Gold y May Be Now (Smart Strike) correrá en la novena carrera del jueves próximo en Churchill Downs, un allowance optional claiming de US$ 80.000 con premios por 85.000 dólares y que se resolverá sobre una milla y en el césped.

Ahora atendido por Paulo Lobo, el crédito del Bonne Chance Farm y del Stud RDI LLC, será conducido por el francés Julien Leparoux, tendrá 9 rivales y partirá desde la gatera 4. Invicto en 3 salidas, y también titular del Gran Premio Gran Criterium (G1), en San Isidro, Ivar tendrá varios adversarios de los que preocuparse, tal el caso de Casa Creed (Jimmy Creed), inactivo desde que en agosto último se llevó en Saratoga el National Museum of Racing Hall of Fame Stakes (G2).

También de larga data, pues no compite desde octubre, retorna Front Run the Fed (Fed Biz), que se despidió con un segundo en el English Channel Stakes (L) tras triunfar en el Better Talk Now Stakes (L).

Si bien en sus últimas 3 salidas no rindió de la forma esperada, Mr Dumas (Majesticperfection) retorna a una cancha donde siempre se sintió a las mil maravillas. Con 3 salidas en Churchill Downs, se impuso en 2 de ellas, incluido el Commonwealth Turf Stakes (G3).

Pese a ser bastante irregular, Ritzy A. P. (English Channel)guarda varias labores de peso. Titular clásico en el pequeño Santa Rosa, fue segundo en el Lure Stakes (L) y tercero en el Eddie Read Stakes (G2) y en el Del Mar Handicap (G2)…

Llego el momento para Ivar de mostrarse en los Estados Unidos y ante el mundo; la hora de ratificar su condición de “baby crack” con la que dejó la Argentina. Le sobra calidad para hacerlo.