Ratificó su victoria en el Islas Malvinas (L) imponiéndose en el Antártida Argentina; sigue invicto en San Isidro

Lord Alex había sorprendido hace 20 días ganando por demolición en la recta de San Isidro el Clásico Islas Malvinas (L). Este viernes, de nuevo en el circo del Jockey Club y ya sobre 1200 metros, en el marco del Clásico Antártida Argentina (L), el hijo de Exchange Rate ya no fue un ganador inesperado, confirmando que aquella gestión no había sido sólo producto de una tarde perfecta.

Manteniendo su invicto en la grama, el potrillo preparado por Héctor Sueldo pasó también la prueba de la cancha pesada, imponiéndose por un margen pequeño, es cierto, pero siempre mostrándose dominador.

Fue muy interesante la labor del jockey Osvaldo Alderete en las riendas del defensor de la caballeriza El Olimpo, porque tuvo paciencia para llevarlo cuando Bluper (Latiendo) lo desafió al frente durante la diagonal, y también supo esperar para llamarlo a correr cuando, abierto, Inambú Key (Key Deputy) amagó con pasarlo de largo.

Alderete exigió al favorito sólo cuando fue necesario, controlando sobre el cierre la carga interna de Noguchi (Strategic Prince), segundo a 3/4 de cuerpo, que desbordó a Inambú Key para dejarlo tercero a medio pescuezo, con el resto muy alejado. El tiempo de 1m14s76/100 será una mínima referencia dadas las condiciones climáticas.

Criado por el Haras Santa Inés y con madre Tiznow, Lord Alex tiene pedigree para pensar en seguir creciendo en las distancias, sin olvidar que está mostrando progresos interesantes de un tiempo a esta parte, tras haber sido uno de los primeros dos años en debutar, allá por mediados de noviembre de la temporada anterior. 

Con Lord Alex hay para hacerse ilusiones, ya lejos de ser una sorpresa y convertido en un nombre fuerte entre los más jóvenes.