El hijo de Exchange Rate mejoró notablemente y superó una mala suelta para ser figura en San Isidro

Desembarco ideal sobre el césped del Hipódromo de San Isidro para el potrillo Lord Alex, que sorprendió a todos quedándose con la victoria en una poco lucida edición del Clásico Islas Malvinas (L-1000 m), una de las dos pruebas importantes que integraron la jornada de viernes.

Apenas cuatro dos años saltaron a la cancha principal del norte, con Gran Enemiga (Qué Vida Buena) llevándose el amplio favoritismo en su regreso al terreno donde había ganado el Clásico Congreve (L) y Lord Alex cotizado como outsider, prometiendo $ 10,15 de pizarra.

A la hora de la verdad, la potranca de Don Florentino terminó cerrando la marcha y el hijo de Exchange Rate y Lady Tiz (Tiznow) criado por el Haras Santa Inés terminando al frente con 7 cuerpos de diferencia sobre la puntera Elcisa (Angiolo), con Staples (Sebi Halo) completando la trifecta a 1 1/2 largo tras 58s57/100.

Lord Alex no la tuvo fácil, justo es decirlo, pues en una suelta en la que se golpearon de lo lindo resultó el más afectado, quedando encerrado entre Elcisa y Staples. La habilidad de Osvaldo Alderete hizo el resto, dejándolo acomodar de a poco para rematar con potencia de los 300 metros al disco.

Defensor de la caballeriza El Olimpo y al cuidado de Héctor Sueldo, Lord Alex se ha mostrado hasta aquí como un potrillo bastante irregular saliendo de perdedor en su cuarta actuación en La Plata (y también sobre el kilómetro), volando bien bajo cuando probó suerte en los 1200 metros del Clásico Agustín B. Gambier (G3), cerrando la marcha, y ahora sacando chapa de ganador jerárquico cuando pocos lo esperaban.

Estará en el zaino la responsabilidad de ratificar que lo que mostró esta vez no fue una casualidad o la fortuna de aprovechar un lote endeble…