En una muy destacada labor, el hijo de Sabayón ratificó su excelente momento con una clara victoria sobre Si Querido

Iimaginar que Despacito iba a ser un caballo clásico no era una tarea fácil. Había corrido 4 veces con un cuarto como mejor resultado, pero cuando llegó a la caballeriza de Darío Periga, en Santa Rosa, La Pampa, todo cambió. El zaino se reinventó, ganó 3 carreras seguidas y pronto se empezó a destacar en la velocidad con codo.

Hoy, a un año de aquél momento, es uno de los referentes en la división, lugar que confirmó este lunes con una valiosa victoria en el Handicap Potrillazo (1200 m), quizás no por los rivales a los que superó, sino por haberle conseguido portando pesadísimos 62 1/2 kilos.

Capaz de lucirse en cualquier pista o superficie, esta vez fue sobre la arena del Hipódromo Argentino de Palermo donde el hijo de Sabayón se hizo fuerte, imponiendo su mayor categoría de los 200 metros al disco para terminar superando por 1 cuerpo a Si Querido (Señor Candy, 54 1/2), al que le daba 8 kilos de ventaja.

Favorito en las apuestas, Despacito tuvo en Iván Monasterolo a un jockey que supo como manejar la situación, que hizo todo lo posible por no apurarse para evitar pagarlo caro. Con semejante lastre, un movimiento en el momento inoportuno puede costar carísimo, por eso era primordial que el profesional hiciera todo a la perfección. Y lo hizo.

Con poquitos participantes, fue Acteón (Angiolo, 57) el que, reprisando, asumió el liderazgo temprano. Despacito vino tercero, pero al pisar la recta ya se ubicó cerquita del líder empezando a presionarlo. Fue a partir de los 250 metros cuando el defensor de la caballeriza Los Primos apretó el acelerador, dominó y luego mantuvo a raya a Si Querido, con Acteón rematando tercero a la cabeza y todo tras la excelente marca de 1m8s77/100, en una cancha voladora.

Cría de Héctor Antonio para su Stud Dos Estrellas, los colores que defendió al cabo de sus primeras 4 salidas, y con Poorlittlebridgett (Indian Charlie) como madre, Despacito suma ahora 7 victorias en 19 presentaciones, incluyendo las que consiguió en los clásicos Fomento Equino (L) y Juan Carlos Etchechoury y en el Handicap Intérprete, además de varios placé y de sumar en premios 5.247.650 pesos, todos números que en aquél comienzo irregular costaba imaginar. Pero, así son los caballos. Y las carreras…