El hijo de Horse Greeley fue pura calidad para vencer por media cabeza a París Tech y quedarse con el Handicap Laramie Trail

Ganar pesado en la recta está de moda. Lo hizo Noguchi (Strategic Prince), también Storm Dynamico (Dynamix) y ahora fue Sansón Greeley el que se sumó a la lista de caballos buenos capaces de la hazaña. Portando nada menos que 64 kilos, el alazán del Stud Chyl fue una “exposición” de clase para quedarse con el Handicap Laramie Trail (1000 m, arena), la prueba más importante del atípico jueves en el Hipódromo Argentino de Palermo.

Esa mole de 522 kilos que es el hijo de Horse Greeley apeló a su enorme calidad para torcer el final a su favor y poder vencer por media cabeza a París Tech (Luhuk, 56), al que le dio 8 kilos de ventaja, pero en una escala que para la mayoría sería prohibitiva.

Juan Carlos Noriega hizo lo lógico con Sansón Greeley, esperando todo lo que pudo para llamarlo a correr y aprovechar ese rush final violento que mostró en casi todas sus salidas, aunque el jockey cordobés debió preocuparse y mucho por no molestar, porque el candidato porfió hacia adentro en repetidas oportunidades.

Con Polarized (Lingote de Oro, 57) ejerciendo un dominio claro pero breve, la carrera encontró por los 500 metros a la yegua Joy Murcialist (Fortify, 54) tomando la posta al frente, aunque rápidamente comenzó a ser presionada por París Tech, que corría por dentro, y por Sansón Greeley, abierto.

Los tres se trenzaron en el final y terminó ganando el pupilo de Roberto Serjen, con París Tech ahí nomás y Joy Murcialist finalmente cruzando el disco tercera, a 1 1/2 cuerpo, todo tras buenos 55s49/100. 

Cría del Haras La Leyenda, Sansón Greeley llegó a su séptima victoria sobre 20 salidas, la tercera a nivel jerárquico pues también sumó el Clásico Irlanda (G3) y el Handicap Manantial, sin olvidar sus dos segundos en el Gran Premio Maipú (G1) o sus terceros en los grandes premios Ciudad de Buenos Aires (G1) y Estrellas Sprint (G1).

Entre los mejores velocistas de los últimos tiempos, el nieto de Southern Halo tiene ahora todo en orden para volver a medirse con los mejores de la división, quizás en las Estrellas, donde Luthier Blues (Le Blues) los espera a todos.