Todas las delegaciones ya están en Montevideo de cara a la gran carrera del domingo próximo en Maroñas

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Si bien Argentina ya tenía uno de sus representantes aquí, Miriñaque (Hurricane Cat), sólo este lunes por la noche la parte más grande de la delegación albiceleste arribó a esta ciudad de cara a lo que serán el próximo domingo el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1) y la Longines Cup Clásico Uruguay (G3), en el Hipódromo Nacional de Maroñas.

Pasadas las 20 horas aterrizaron en el Aeropuerto de Carrasco Village King (Campanologist) (foto), Sandino Ruler (Roman Ruler) y Escabiar (Portal del Alto), para un ratito después acompañar al tordillo Miriñaque (Hurricane Cat) y a los demás participantes en la Villa Hípica Internacional del viejo circo del Barrio Ituzaingó. Por fortuna, todos viajaron en perfectas condiciones.

La jornada fue movida alrededor de la prueba continental, pues a media tarde se realizó el sorteo de partidores para aquellas competencias, deparando las ubicaciones 3, 7 y 8 para Sandino Ruler , Village King y Miriñaque, respectivamente. La primera bolilla en aparecer fue la de Atlético El Culano (Alcorano), la gran carta local y que arrancará desde la posición número 10. En lo que respecta al Clásico Uruguay, la argentina Escabiar largará desde la puerta número 10 entre las 15 competidoras confirmadas, aunque no será la única representante de nuestro país en competir, pues también fueron confirmadas Dulce Brujita (Storm Embrujado) y Pepper Mill (El Prado Rob).

El Latinoamericano tendrá una bolsa de premios de 300.000 dólares, mientras que la Longines Cup repartirá 65.000, y la jornada podrá ser presenciada por 3500 espectadores bajo estrictos protocolos. Será la cuarta ocasión en que la carrera se resuelva en tierra uruguaya y habrá otros dos clásicos complementarios como para darle un carácter aún más espectacular a la reunión con el Chile (L-1200 m, césped) y el Verona (1200 m, césped), el primero para todo caballo desde los 3 años y el restante para yeguas desde los 3 años. 

La fiesta se acerca y la expectativa aumenta. Ahora resta esperar la hora de la verdad.