El último ganador del Estrellas Mile (G1) llevará el peso máximo de 61 1/2 y se medirá con un grupo de rivales de altísimo riesgo

Reunión con varios turnos interesantes la de este viernes en el Hipódromo de San Isidro, donde la rueda del turf volverá a girar después del corte del jueves ante el conflicto que continúa entre los profesionales del Bosque y la Administración del Hipódromo de La Plata.

Serán 12 portazos por total y un carrerón esperando en el lugar central. Se trata del Handicap Parlanchín (1200 m, arena), que por la miseria de 1.230.000 pesos (no saquemos la cuenta de lo que le queda al propietario ganador con los descuentos…) enfrentará buenos caballos de 5 años y más edad.

Kilos son medalles y los 61 1/2 que se le aplicaron a Love the Races (Hurricane Cat) obedecen a que el reservado del Haras Vacación es el último titular del Gran Premio Estrellas Mile (G1). Si responde a esa labor, no debería ser problema terminar adelante para el zaino, pero como viene cumpliendo bajas performancesy bajará desde la milla a las 12 cuadras un abanico de dudas acompaña su presentación.

Así las cosas, el buen momento por el que atraviesa catapulta a El Escudo (Il Campione, 56), que arrancará desde el 1 buscando repetir su gestión más cercana, cuando hace poco más de un mes dio cuenta de Sin Temor (Suggestive Boy) para quedarse con el Handicap Ahmad.

Son más que interesantes los momentos de Che Marginal (Greenspring, 57 1/2), que aporta dos conquistas condicionales seguidas; de Wunder Boss (Holy Boss), que hace 1 mes se quedaba con el Handicap Polemarch; y de Zenzational Roque (Zensational, 56 1/2), convertido en el mejor velocista del siempre exigente Hipódromo Independencia de Rosario.

Le costó quedar 3 meses fuera de escena a Jobetto (55 1/2) ese no placé de Briarwood (Incurable Optimist) en el Handicap APHARA de Palermo, pero ahora el hijo de  Safety Check vuelve al ruedo buscando hacerse fuerte como siempre adelante, fórmula que, por ejemplo, lo llevó a imponerse en el Handicap Candy Stripes, bajo las mismas circunstancias que enfretnará ahora.

Esa tarde su escolta desde 3/4 de cuerpo fue Candy Cure (Señor Candy, 58 1/2), con el que volverá a compartir partidor. El alazán siempre es bravo con su atropellada, y como se adivina un trámite bastante picante, habrá que tenerlo muy en cuenta.

Y queda Santos Davos (Sebi Halo, 56 1/2), que corrió bárbaro hace poco más de una semana cuando secundó desde 1 cuerpo al 3 años Te Llevaré (Winning Prize) en el Clásico Latency (L). 

Lo dicho, un carrerón.