El hijo de Hurricane Cat llevará el peso máximo de 62 kilos en el Handicap Condal, con un grupo de buenos caballos

Viernes con carreras en el Hipódromo de San Isidro y una reunión estilo miércoles, con mucha alternativa y categorías floas, reservando lo mejor para lo que se vendrá el domingo. La central será el Handicap Condal, planteado sobre la milla de arena -probablemente pesada- y para caballos de 5 años y más edad, cuenta con la presencia de varios nombres de peso, tal el caso de Love the Races, el último ganador del Gran Premio Estrellas Mile (G1).

Actualidad floja la del hijo de Hurricane Cat, que aquí cargará el peso máximo de 62 kilos y que trabajará para intentar retornar al triunfo. El reservado de Vacación viene de quedar cuarto de El Escudo (Il Campione) en los 1200 metros del Handicap Parlanchín, una distancia en la que no se siente tan cómodo.

Aquí se topa con rivales de mucha experiencia como por ejemplo el entrerriano Super Agente (Valid Stripes, 57), que antes de patinar en el Handicap Advocate había escoltado desde 1 1/2 cuerpo a El Mejor Recuerdo (Il Campione), sobre el césped de Palermo.

Gustavo Scarpello confía en que, de una vez por todas, Jenofonte Stark (Fortify, 55) responda al elevado concepto que se le tiene. Viene de un cuarto en el Handicap Pure Prize, que podría haber mejorado de no sufrir molestias en el derecho. ¿Podrá?

La yegua Game Winner (Curlinello, 57 1/2) viene de capa caída, aunque en 2023 tuvo una etapa de rendimiento importante, ganando los clásicos Espirita (L) y Fallow y arrimando en varios turnos graduales. Es otra de las que se aguarda una mejoría.

Agrandado desde Rosario llega Grizi (Equal Stripes, 55), con ganas de dar el golpe, y los también ya vencedores clásicos Aspavento (Remote, 56) y Roberts Hit (HIt It a Bomb, 56) también aspiran a un revivir.