Tras volver al triunfo en el Handicap Condal, con muchos kilos, el caballo de Vacación se impuso ahora en el Horacio Bustillo (G2)

La resurrección de Love the Races encontró la victoria que buscaba en el bravísimo Clásico Horacio Bustillo (G2), prueba central de una jornada a la que le sobró interés en el Hipódromo de San Isidro. Después de dar señales de vida llevándose el el Handicap Condal, pesado y en la arena, el reservado de Vacación volvió a ser ese luchador aguerrido que a mitad de la última temporada había saltado a los primeros planos de la división quedándose con el Gran Premio Estrellas Mile (G1).

Se decía con su anterior victoria que si había una tarea difícil para un entrenador era, esa era devolverle la confianza a un caballo bueno. Pues bien, parece que, por fin, la búsqueda de José Luiz Correa Aranha y todo su equipo -estuvo representado por Marina López Bragante- encontró recompensa. Le costó más de medio año, es cierto, pero lo consiguió.

Lo de Love the Races fue notable, contando con la ayuda de un jockey seguro y que nunca dejó de ser positivo, persiguiendo primero al puntero My Stormy Dark (In the Dark) marcándolo de cerca, y con el ímpetu como para dominar muy temprano en la recta, sin importar que quedara mucho trecho por recorrer.

Cuando llegó el momento de las atropelladas, no hubo caso para superarlo, aún con el favorito Intense for Me (Fortify) acercándose hasta terminar al pescuezo, después de un tiempazo de 1m33s20/100. A 2 1/2 largos, cargando de refresco, Tomasito León (Hurricane Cat) logró un meritorio tercer lugar, antes de sufrir un accidente al pisar un pozo y que le causó una fractura expuesta que obligó a sacrificarlo.

Después de 5 salidas en las que había perdido la brújula, corriendo en distancias como los 2000 o los 1200 metros inclusive, y probando en diferentes terrenos e hipódromos, Love the Races volvió a encontrar el rumbo y ahora deberá confirmarlo si cuando dentro de un mes se corra el Clásico América (G2), es también de la partida.

Love the Races es una de las 3 crías ganadoras clásicas que ya produjo la ultra generosa Love and Roses (King’s Best) -sin campaña de pistas-, junto con la G2 Lovely Face (In the Dark) y la jerárquica Loved by Rose (Hurricane Cat), todos en la familia de Libra (Dancing Flight), de enorme éxito en Vacación.