Conducido por Nahuel Aguirre se llevó el clásico corto; una jornada con poco público en las tribunas

Por Fernando Gabrielli

Foto José Maluf

MENDOZA, Mendoza (Especial para Turf Diario).- El Hipódromo de Mendoza ofreció este sábado una nueva jornada de carreras y que, lamentablemente, no contó con un gran marco de público, pero sí tuvo un buen orden en general. La falta de aficionados en las tribunas seguramente haya tenido que ver con que los sábados son días laborables y eso algunas veces complica para que la gente se arrime a presenciar el espectáculo.

El nivel de las carreras fue bueno en el balance y en el clásico corto todo quedó en poder de Loyal King. El pupilo de Calos Aguirre y que fue conducido por Nahuel Aguirre (todo en familia) venció por dos cuerpos a Monarca Runner en lo que fue el turno de mayor importancia del día. Loyal King estaba sindicado como uno de los candidatos de la competencia y rindió de gran manera para terminar venciendo por dos cuerpos en un tiempo de 19s 2/5 para 350 metros.

Una de los puntos altos de la reunión fue el rendimiento de Damián Ledesma, quien obtuvo un buen doblete de victorias y además dejó de ser aprendiz para convertirse en jockey profesional. Arrancó en la primera con Bauty Man y continuó con Los Pasos, caballo que se agendó uno de los mejores triunfos de la tarde. Ahora para Damián llega el momento de seguir adelante y trabajar más que nunca para mantenerse.

La jornada tuvo a otros profesionales destacados además de Ledesma, pues también hubo dobletes de Cristan López (Arisin y Privileged), Nahuel Aguirre (Forli Day y Loyal King) y Ángel Miranda (Ricina y Dom Mirsilo).

En esta oportunidad la chapa de figura de la jornada fue para el cuidador Enrique Roberto Rivamar, que redondeó un brillante triplete de victorias, ratificando su vigencia en el plano local. Arrancó con Bauty Man, siguió con Tamborilada (auspicioso debut con victoria) y coronó con Los Pasos. Grandes triunfos para uno de los cuidas más destacados y ganadores de la provincia.