El hijo de Mad Champ se impuso por 1 cuerpo sobre One Samurai en el Handicap Mesa Alvear de San Isidro

El raid competitivo post corte por la pandemia del azuleño Luckiness Man encontró este miércoles en el Hipódromo de San Isidro el tercer triunfo consecutivo en un lapso de apenas 40 días, quedándose con el Handicap Mesa Alvear (1400 m, arena), la prueba más importante de la jornada.

Después de dos victorias condicionales seguidas, la última de ellas en el plano de la categoría alternativa, el hijo del recordado tordillo Mad Speed y Gallant One (Seeker’s Reward)tuvo un regreso ideal al escalón jerárquico, allí donde con tres años había sido tercero en el Clásico Tirreno de Palermo.

Conducido por Brian Enrique y portando sólo 54 1/2 kilos, persiguió al puntero One Samurai (First Samurai, 56 1/2) desde el salto, lo alcanzó con esfuerzo a dos cuadras del disco y unos pocos segundos más tarde empezó a inclinar paulatinamente la balanza a su favor hasta sacarle 1 cuerpo de ventaja al cabo de 1m23s14/100. A idéntico margen, El Graduado (Mutakddim, 53 1/2) completó la trifecta.

El que no tuvo un buen regreso fue el favorito Rafter (Equal Stripes, 60), que recibió un feo golpe en la partida y sólo alcanzó a amagar frente a las primeras tribunas para luego quedarse hasta rematar en la quinta colocación a 8 3/4 cuerpos, rindiendo bastante menos de los que sus tabuladas de primer nivel sugerían.