El hijo de Le Blues lleva tres victorias consecutivas y ahora quiere la consagración; le sobran rivales de peligro en la recta porteña

Ya no quedará demasiada gente en Palermo cuando pasadas las 20 horas llegue el momento para que muchos de los velocistas más importantes del momento salgan detrás de la gloria y de la copa del Gran Premio Maipú (G1-1000 m, arena). Si bien no estarán ni Senegalesca (Sebi Halo) ni Queen Liz (Lizard Island), 1-3 hace un mes en el Gran Premio Suipacha (G1) sobre el césped de San Isidro, habrá otros nombres bravos de por medio como para suplir con holgura esas ausencias.

Candidato fuerte resulta el ascendente Luthier Blues (Le Blues), embarcado en una seguidilla de actuaciones de primerísimo nivel y que aquí buscará su consagración. Tras escoltar a la mencionada Queen Liz en el Sprint (G1) de las Estrellas, el caballo del Stud Kirby’s ganó el Clásico Diamond Jubilee y el Paraguay (G3), para luego, cargando imposibles 65 kilos, hacer galope largo en el Handicap Sorteado.

Semejantes antecedentes lo proyectan como el rival a vencer, aunque, justo es decirlo, con una pila de rivales complicados a los que superar, como el caso de Lorenzo Rye (Catcher In the Rye), de regreso a la cancha donde alcanzó su mejor victoria y también en la que supo escoltar a Luthier Blues en el Diamond Jubilee. Lo suyo en el Suipacha fue demasiado malo para tenerlo en cuenta, por lo que su atropellada puede otra vez volver a hacer estragos.

Tras un campañón en el pasto, el 3 años Yuto Bataraz Key (Key Deputy) vuelve a la arena porteña, una pista donde corre algo menos, pero igual corre mucho. Su segundo de Senegalesca en el Suipacha fue la confirmación de su estupenda forma en el segundo semestre y ahora puede ratificarlo sin mediar aviso.

Ese día, Agiosto (Angiolo) fue cuarto ahí nomás, y será otro de los que intentará terciar aquí, como así también el azuleño Sansón Greeley (Horse Greeley), que si un día gana un G1 no será sorpresa para nadie. Poco y bien corrió Sin Cambio (Sidney’s Candy), que sube de exigencias, y por allí andará también Top One City (Cityscape), héroe de la Polla de Potrillos (G1) de 2020 y ahora tratando de ganarse la vida como velocista.