El mejor velocista de la actualidad fue reservado para el Ciudad de Buenos Aires (G1), y lo de la yegua fue descomunal

La gran atracción del lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo era la actuación de Luthier Blues en el Clásico Estados Unidos de América (G3-1000 m, arena), pero el mejor velocista de la actualidad no acudió a la cita, siendo reservado para el Gran Premio Ciudad de Buenos Aires (G1). Ante esa eventualidad, la que se encargó de armar un show descomunal fue la generosa Urban Lady, esa zaina medianita que es una máquina de correr.

En la mejor gestión de su campaña, la hija de Strategic Prince le dio una paliza a los 11 rivales que le salieron al cruce y se postuló como uno de los principales rivales para el hijo de Le Blues el 1 de mayo próximo. ¿Le hubiera ganado la defensora del Stud Las Banderitas al caballo que este martes será consagrado campeón? Difícil de establecer, aunque lo que sí es seguro es que le hubiera presentado batalla.

Largando por el centro, Urban Lady no tardó nada en asumir el liderazgo, con esa prestancia que siempre muestra. Sacó un par de cuerpos y se terminó todo. Por los 500 corría firme y con diferencias apreciables, esas que fue aumentando conforme transcurría la historia. En el disco, hubo 5 terminantes cuerpos de ventaja sobre el ascendente Alisier (Endorsement), de gran labor procedente de dos triunfos condicionales. A medio pescuezo, medio cuerpo y “otra vez”, Testarda (Roman Ruler), Chuck Gal (Chuck Berry) e Icaria (Roman Ruler) completaron el marcador, todo tras espectaculares 54s24/100.

Criada en el Haras La Esperanza y al cuidado de Néstor Pastor en La Plata -aunque fue presentada por Ezequiel I. Sánchez, Urban Lady tuvo, como casi siempre en su campaña, a Darío R. Gómez en sus riendas. Fue la octava victoria en 16 salidas para la sprinter, que sólo una vez estuvo fuera del marcador, ya suma 2 lauros clásicos y totaliza premios por 7.197.180 pesos, una fortuna. 

Con Upa Upa (Jump Start) como madre, en el pedigree de Urbanizado (Slew Gin Fizz), Ultima Cuota (Hurricane Cat) y todos los grandes caballos de la familia de la “U” de El Turf, Urban Lady cada día corre más, se afirma en la recta y ahora desafiará al crack cuando llegue el turno del Ciudad de Buenos Aires.