El crack azuleño aspira a ganar por segunda temporada seguida el Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1), quitarle el invicto al potrillo y despedirse con gloria de nuestras pistas

La de esta tarde en el Hipódromo de San Isidro será una tarde de carreras fabulosa. Y qué mejor que arrancar bien arriba, con un Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1-1000 m, césped) donde por tercera vez volverán a cruzarse el “irreverente” potrillo Labrado con el campeón Luthier Blues, los dos hijos de Le Blues que han dominado la velocidad en la temporada.

Invicto en 5 salidas, Labrado le ganó a “Luthier” en el Clásico Paraguay (G3) y también en el Gran Premio Suipacha (G1), sumando luego el Gran Premio Maipú (G1) porteño, siendo exigido al máximo por Le Mall, otro Le Blues, al que superó por 1 cuerpo con alguna dificultad.

El crédito de Angel Bonetto regresa al césped norteño en pos de asegurarse el campeonato de la división, aunque da la sensación de que nada le será sencillo ante Luthier Blues, el “león herido” que quiere volver a ser ese guerrero implacable que todos querían aplaudir hasta la aparición del joven aspirante a crack.

Superados algunos temas de salud en sus patas, el zaino preparado por Gonzalo Sarno en Azul buscará ganar por segunda temporada seguida el Unzué, y también despedirse de la mejor forma de nuestras pistas ya que, según es la intención de Walter Roldán, su propietario, seguirá su campaña en el exterior, viajando, en principio, a Inglaterra.

En un grupo de 23 participantes, seguramente se los vea a los dos desde bien temprano en los puestos principales, buscando no tener problemas de tráfico, tan comunes en la recta cuando compiten lotes tan numerosos, pero, de ninguna manera, podrán marcarse entre ellos descuidando al restro, porque habrá varios con todas las ganas del mundo de destronarlos.

Por ejemplo, allí estará el platense Almendro En Flor (Angiolo) enfundado en su traje de atropellador para dejar al que sea sin nada en la parte final, o la notable yegua Che Maga (Violence), que atraviesa por un momento bárbaro y viene de demoler a sus rivales hace unos pocos días en el Clásico General Güemes (G3), llegando a los 3 triunfos jerárquicos consecutivos.

El mencionado Le Mall tiene ganas de revancha ante Labrado, y hará todo lo posible por conseguirla, y Lorenzo Rye (Catcher In the Rye) cargará “desde Saturno” en pos de ese G1 que todavía no pudo ganar, pero del que tantas veces estuvo cerca.

At a Glance (Angiolo), el interminable Expressive Smart (Expressive Halo), Jumpy Spring (Full Mast), Just On Time (Hurrincane Cat), Madonna Key (Key Deputy) y Rudy Trigger (Cosmic Trigger) son otros que le aportan mucha categoría a una carrera que tiene su centro en el match entre los hermanitos, pero que es mucho más que eso…