El campeón de la velocidad sigue sumando triunfos importantes y metiéndose entre los grandes de la especialidad

Los velocistas siempre se encargaron de nutrir al turf argentino de figuras notables. Con menos exportaciones con respecto a las que suelen darse en la media distancia, entre los productos o en la larga, el espectáculo de jerarquía está siempre al alcance de la mano en la corta.

Hoy por hoy, sin ir más lejos, la hípica nacional tiene a su estrella más brillante justamente en la recta, un campeón con todas las letras: Luthier Blues. El sensacional zaino del Stud Kirby’s ofreció este domingo en la noche de Palermo otro espectáculo maravilloso sumando a su foja tremenda el Gran Premio Ciuda de Buenos Aires (G1), con lo que ahora sólo le quedaría vencer en el Estrellas Sprint (G1) y en el Suipacha (G1) para completar el Grand Slam de la división.

Parecía una fija en la previa el hijo de Le Blues, y terminó respondiendo de la mejor forma, con otra actuación terminante y que lo ubica en un plano diferente al de todos los demás sprinters de la actualidad. No hay que con darle al pupilo de Gonzalo Sarno, que cuando acelera tiene siempre una marcha más que el resto.

Brian Enrique lo conoce de memoria y explota sus virtudes con perfección, aguardando a los 300 metros finales para pedirle el esfuerzo. Cuando ese momento llega, las ilusiones de los demás se desvanecen instantáneamente, pues los deja parados. Esta vez fueron 6 los cuerpos que le sacó en el disco a Sin Cambio (Sidney’s Candy), que por la cabeza contuvo arriba la arremetida desde lejos de Lorenzo Rye (Catcher In the Rye) para ser escolta, todo en una marca espectacular de 53s98/100.

El notable Storm Dynamico (Dynamix) fue cuarto en una actuación lógica para un caballo de su nivel, quedando por delante de la yegua Urban Lady (Strategic Prince), que lideró un buen rato pero esta vez no pudo mantener el ritmo en la parte más importante.

En House Rules, por Housebuster, y criado en el Haras El Paraíso, Luthier Blues fue Campeón Velocista de 2021 y ahora camina a repetir el título, por el momento, sin amenazas a la vista. Con 11 triunfos en 17 presentaciones, irá ahora por el Estrellas Sprint, la carrera donde hace 10 meses sufrió su última derrota, como para matar dos pájaros de un tiro, tratar de tomarse revancha y sumar un mérito más para quedar en la historia como uno de los grandes de la especialidad.