La hija de Angiolo mantuvo fácilmente su liderazgo entre las potrancas sureñas ganándole por 3 cuerpos a Tobera en la milla del Clásico Miguel Luis Morales (G2)

LA PLATA.- Las distancias suben, las exigencias cambian, el tiempo pasa pero para Madonna Benois todo sigue por el mejor camino. En una actuación de las más contundentes dentro de su estupenda campaña, la hija de Angiolo mantuvo su liderazgo entre las hembras nacidas en 2020 que actúan en el Bosque con una notable victoria en la milla del Clásico Miguel Luis Morales (G2), y quedó lista para asumir el rol de máxima candidata en el inminente Clásico Polla de Potrancas (G2), que marcará el inicio de la Triple Corona aquí.

En lo que fue su cuarta conquista de grado seguida, exhibiendo una regularidad distinta, la gran favorita resolvió la historia sacando total provecho del ritmo rápido que estableció adelante Bella Giulia (Daddy Long Legs), que vino con amplias ventajas, pero con nada controlado. Enojada, difícil de graduar, la norteña estableció parciales fuertes de 23s62/100, 45s84/100 y 1m10s18/100 que luego, obviamente, le pasaron factura.

William Pereyra trajo segunda esta vez a Madonna Benois y al advertir semejante tren no se apuró en arrimarla a sabiendas de que, al menos a la que venía adelante, la tenía controlada. Ya en la parte final del codo la potranca del Stud Tres Jotas encimó e igualo, dominó al pisar la recta y se distanció con absoluta comodidad, recorriendo el tramo final contenida, guardando energías para lo que se viene.

A 3 cuerpos, Tobera (Fortify), que venía de salir de perdedora en San Isidro, fue segunda, con otros 2 1/2 largos hasta Bella Giulia, que aguantó bastante y rescató un placé gradual valioso a pesar del ritmo y del cansancio. A 4 más, Pecadora Joy (Fortify), previa escolta de la ganadora en el Clásico Raúl Aristegui (G2), fue apenas cuarta, volando bajito.

Presentada por Carlos Vigil y criada por el Haras El Paraíso, la propia hermana de la notable Mery Laurent suma ahora 6 triunfos en 7 salidas, se acercó a los 10.000.000 de pesos en premios y ahora enfrentará la Polla de Potrancas llena de confianza, como para enfrentar cualquier rival que se le cruce en el camino, conocida o por conocer.