La yegua y el veterano sprinter se miden en el Estados Unidos de América (G3), midiendo el Ciudad de Buenos Aires (G1)

Midiendo el ya inminente Gran Premio Ciudad de Buenos Aires (G1), velocistas fuertes se medirán esta tarde en el Clásico Estados Unidos de América (G3-1000 m, arena), la prueba central y una de las dos por encima del nivel común que ofrecerá la jornada en el Hipódromo Argentino de Palermo.

Con el retiro del entrenamiento del campeón Luthier Blues (Le Blues) y la derrota que este le infringió al hasta allí invicto Labrado (Le Blues) cuando chocaron en el Clásico Irlanda (G3), el panorama entre los sprinters abrió una ventana para que haya lucha en liderazgo.

Por ese camino, son varios los que tratan de meterse en la pelea, tal el caso de la yegua Madonna Key (Key Deputy), que llega a este compromiso con una buena victoria cercana, superando por 1 cuerpo a Che Maga (Violence) en el Clásico General Arenales (G3), tras una breve pausa.

A sus 8 años, Expressive Smart (Expressive Halo) volvió definitivamente a la recta y recuperó regularidad, tal como lo viene demostrando. El caballo de mayor rating de la carrera (110) viene de triunfar consecutivamente sobre el césped de San Isidro en los clásicos Gentlemen y General Viamonte (G3), luego de una gran tarea en el Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1), cuando fue cuarto del mencionado Labrado.

Con 3 de 5 en su cartilla, el potrillo Comopudosucederme avanza a las carreras de grado con ganas de dar la nota. Hace dos semanas demolió en esta misma pista y distancia a Free Security (Security Risk) por 6 cuerpos en 55s36/100 y, aunque ahora enfrentará otro tipo de rivales, parece tener con qué dar pelea.

También de 3 años, Señor Artista (Señor Candy) llegó cuarto de Luthier Blues en el Clásico Irlanda, y justo es recordar que bajo estas condiciones se llevó durante 2022 los clásicos General Lavalle (G3) y Guillermo Paats (L).

Finalmente aparece completando el lote el santafecino Alisier (Endorsement), cuadrero reconocido y que en La Plata ajustició en la misma meta a la valiente Vida Amorosa (Safety Check) para quedarse con el Especial Nigromante. Su atropellada puede traer peligro para cualquiera.