La hija de Master of Hounds viene de ganarle a las mayores en el Clásico Condesa (G3) de San Isidro y ahora se mide con la embalada Queen of the Stone en el Eusonio C. Boni (L)

LA PLATA.- Otra vez las potrancas velocistas se adueñan de la marquesina en el Bosque, este jueves de la mano del Clásico Eusonio C. Boni (L-1100 m, arena), con 480.000 pesos de premio para el ganador, bajísimo si se lo compara con los 600.000 que recibe un tres años al salir de perdedor en la recta de Palermo…

Muy atractivo resulta el cruce donde Maestra Druida regresará a la pista donde es entrenada agrandadísima después de ganarle a las sprinters mayores en el Clásico Condesa (G3), sobre el césped de San Isidro. La hija de Master of Hounds, que antes había terminado cerquita de Force Majeure (Manipulator) y Che Maga (Violence) en el México (G3) porteño, despachó en su hora de más gloria y por 1 1/2 cuerpo a My Dear Dream (Unbridle’s Dream).

Invicta aquí, donde se impuso en sus dos únicas salidas, la defensora del Stud San Salvador medirá las mejoras notorias que viene exhibiendo Queen of the Stone (Daniel Boone), que después de abandonar la última de las categorías con solvencia no tuvo mayores problemas para derrotar por 4 largos a Mery Laurent (Angiolo) en el Clásico Wilfredo Latham (L), hace 3 semanas y bajo las mismas circunstancias que tiene por delante ahora.

Mery Laurent perdió contra la anterior y con luz, pero estará otra vez en los partidores buscando tomarse revancha y afianzarse como una de las mejores potrancas de la temporada del Bosque, al cabo de una campaña que la vio imponerse en los 1500 metros del Clásico Raúl Aristegui (G2), para volver a las cortas después de llegar cuarta en la milla del Miguel Luis Morales (G2).

Campañón también el de Master Augusta (Master of Hounds), con un rosario de figuraciones clásicas, terminando incluso delante de la anterior cuando secundó a Sintonía Perfecta (In the Dark) en el Clásico Raúl Lottero (L), sobre un barrial.

Ganadora en el césped de San Isidro, Armerina (Suggestive Boy) desembarca en el sur con expectativas de hacerse notar y no es fácil ganador dos carreras a los 3 años como ya lo consiguió Ranika Kal (Anak Nakal), que hace su primer intento clásico con ganas de sorprender.