Superó por 3/4 de cuerpo a su compañera Mad World en la diagonal de San Isidro

Fue capote del Stud RDI en el Clásico Bayakoa (L-1400 m, césped), el segundo de los clásicos que se resolvió este domingo en el Hipódromo de San Isidro y reservado para potrancas. Adelante terminó Maggie May, con 3/4 de cuerpo de ventaja sobre Mad World, ambas nacidas en Brasil e hijas del fabuloso Agnes Gold.

Aprovechando su buena experiencia en el máximo nivel, como que fue tercera en las Estrellas y luego no placé en el Gran Criterium (G1), la alazana preparada por Alfredo Gaitán Dassié fue un poquito más que su socia, que contaba con la única experiencia de haber vencido en su debut.

Lejos las dos, Martín La Palma apuró primero con Maggie May y quizás allí estuvo la diferencia que le permitió cruzar adelante el disco, más allá del para nada menor detalle de su mayor roce. Pasó entre medio de la puntera Lindaflor La Violeta (Most Improved) y Doña Lágrima (Safety Check), se separó y arriba contuvo con margen a Mad World, todo tras la buena marca de 1m22s3/100 en una cancha muy abierta.

La ganadora es la primera cría de Floyd (Dubai Dust), nieta de la recordada doble ganadora de G1 Nortak (Fitzcarraldo), hermana del campeonísimo Algenib (Oak Dancer) y del placé de G1 El Meteoro (Fitzcarraldo), en una familia base del Haras Comalal.

Maggie May volvió al triunfo, se hizo clásica y ahora con la maduración que da el paso del tiempo puede volver a tener sueños graduales, quizás, pensando en el Federico de Alvear. Similar es el concepto para Mad World, que tiene también mucho más por decir…