De ganar la Longines Hong Kong Cup, la yegua se convertirá en el ejemplar que mayor cantidad de G1 consiguió para la casa irlandesa, con 8

Este fin de semana las miradas del mundo hípico se posarán en Sha Tin, Hong Kong, donde se vivirá una nueva edición de su festival internacional de carreras. Como cada año, las grandes cifras de dinero que se distribuyen en cada una de las competencias atraen varios nombres potentes en el plano internacional, aunque quizás ninguno del calibre de la fenomenal yegua Magical.

La hija de Galileo preparada por Aidan O’Brien saldrá en búsqueda de su octava victoria de G1 en el Longines Hong Kong Cup (G1-2000 metros). De conseguirlo, sería el ejemplar de Coolmore que más victorias en el máximo nivel consiguió en la historia de la franquicia, superando a los fenomenales Yeats (Sadler’s Wells), Minding (Galileo), Highland Reel (Galileo) y Rock of Gibraltar (Danehill), todos también con 7 títulos de G1 en su palmarés.

Después de sumar el British Champions Fillies & Mares Stakes (G1), la Tattersalls Gold Cup (G1) en dos ocasiones, el Irish Champion Stakes (G1) también por duplicado, el Champion Stakes (G1) y el Pretty Polly Stakes (G1), ahora la estupenda yegua llegará a nuevos horizontes para agigantar su leyenda.

En una época de grandes nombres entre las yeguas, Magical tuvo la capacidad de hacerse un lugar importante, combinando su talento y su carácter para producir una campaña impresionante y en la que 20 de sus 27 presentaciones las cumplió en los G1, rindiendo tanto en Irlanda cuanto en Inglaterra, pero también bárbaro en Francia y en los Estados Unidos.

“Magical ha viajado muchísimo y disfruta hacerlo. Desde que llegó a Hong Kong no ha tenido contratiempos y, al menos hasta ahora, todo luce perfecto”, cuenta un esperanzado Aidan O’Brien, que además llegó hasta Sha Tin con otros dos de sus mejores créditos: Mogul (Galileo) y Order of Australia (Australia).

“Es una yegua en general muy relajada, con una buena cabeza y ha corrido desde los 1400 hasta los 2400 metros con igual resultado. Es madura, adulta ahora, y es muy fácil de manejar y de llevar, siempre quiere ir hacia adelante, muy genuina en todo lo que hace”, suma el Maestro de Ballydoyle.

Su campaña en 2020 comenzó con triunfos en el Pretty Polly Stakes (G1) y en la Tattersalls Gold Cup (G1) antes de quedar segunda de Ghaiyyath (Dubawi) en el Juddmonte International Stakes (G1), resultado que daría vuelta casi de inmediato al superar al caballo de Godolphin en el Irish Champion Stakes (G1), sobre los mismos 2000 metros que deberá recorrer ahora. En sus últimas dos salidas fue tercera en el QIPCO Champion Stakes (G1) de Ascot y segunda en el Breeders’ Cup Turf (G1) de Keeneland, lo que dejan a las claras que su nivel está en lo más alto.

No será fácil la cuestión para Magical, que se topará con Win Bright (Stay Gold), ganador de la Hong Kong Cup hace 12 meses y otros dos buenos ejemplares japoneses como Danon Premium (Deep Impact) y Normcore (Harbinger), como así también con el revitalizado Furore (Pierro), dueño del BMW Hong Kong Derby (G1) de 2019, sin olvidar la presencia de Time Warp (Archipenko), que se impuso en esta prueba en 2017.

“Seguramente estará y estaremos muy contentos si hay un ritmo importante en la carrera que le caiga bien. Cuando hay tempo rinde mejor, cosa que no le pasó en la Breeders’ Cup, complicándola. Para verla en su mejor nivel tiene que haber un tempo fuerte, sin dudas”, finaliza O’Brien, con esa amabilidad de siempre que tiene al atender a la prensa.

Magical va por la Hong Kong Cup en Sha Tin, pero también por convertirse en el ejemplar de Coolmore que más carreras de G1 ganó en la historia, un dato realmente impresionante.