La yegua ratificó su dominio en Gávea imponiéndose en el Grande Premio Duque de Caxias (G2); Olympic Impact sacó pasaje hacia el Grande Premio Brasil (G1)

Fin de semana de actividad fuerte el que pasó en Brasil, sobre todo, el domingo en Gávea, donde el triplete clásico incluyó un par de pruebas de G2 de enorme proyección. Sin dudas, el triunfo de la yegua Mais Que Bonita (Agnes Gold) fue el dato trascendente, quedándose ahora con el Grande Premio Duque de Caxias (G2-2000 m, césped) y ratificando ahora a los 4 años todo lo que mostró de potrancas, cuando estuvo a un tris de alzarse con la Triple Corona. 

Reservada del Stud Eternamente Río, cruzó la línea de llegada con 1 1/2 cuerpo de ventaja sobre Olympic Dust (Dubai Dust), con Olympic Jackie (Agnes Gold) en tercero al pescuezo. Henderson Fernándes se lució en las riendas de la ganadora, que es preparada por Luiz Esteves.

Un rato más tarde llegó el turno para el Grande Premio Antonio Joaquim Peixoto de Castro Junior (G2-2400 m, césped), preparatoria para el Grande Premio Brasil (G1), donde la atropellada de Olympic Impact (Redattore) resultó fulminante para batir por 3 cuerpos a Hard Boiled (Wild Event), que será mucho más rival en la prueba insignia carioca.

El restante paso gradual a los pies del Corcovado fue el Grande Premio Presidente Vargas (G3-1600 m, césped), con Dark Bobby (Shanghai Bobby) llegó 1 1/4 cuerpo delante de Mr. Kowboy (Kodiak Kowboy) para apuntar ahora al mitín más esperado.

El sábado, en tanto, hubo otros tres compromisos graduales en Cidade Jardim. En el Grande Premio Criadores e Propietarios de Cavalos de Corrida de Sao Paulo (G3-2400 m, césped, para caballos desde los 4 años, todo quedó en manos de Head Office (Wild Event), que superó por 3 1/2 cuerpos a Rasgado de Birigui (Soldier of Fortune).

En el Grande Premio Luiz Fernando Cirne Lima (G3-1800 m, césped), Hevea (Agnes Gold) festejó por cuarta vez consecutiva, ahora superando por medio cuerpo a Honoravel Bisca (Siphon), mientras que, por último, Nantucket (Tiger Heart) defendió el voto en el Grande Premio Marcio Correa de Toledo (G3-1000 m, césped), mostrando una gran dósis de guapeza para recuperarse tras ser dominado por Consul American (First American), para finalmente terminar adelante por apenas una cabeza.