Ganador de G1 y ya con 7 años, enfrenta un grupo de rivales de muchísima categoría este domingo sobre el césped de Hanshin

TAKARAZUKA, Hyogo (Especial para Turf Diario).- Una de las carreras más importantes del fin de semana tendrá como escenario la pista de césped de Hanshin, Japón, donde se correrá el tradicional Osaka Hai (G1), sobre 2000 metros y para caballos desde los 4 años.

Entre los 12 confirmados aparece un caballo con sólidas relaciones argentinas como Makahiki, un hijo de Deep Impact cuya madre es la ganadora Real Number (Rainbow Corner), criada y que corriera para el Haras La Quebrada, colores con los que ganó el Gran Premio Gilberto Lerena (G1) de 2001 antes de ser exportada hacia el país del sol naciente.

Reservado del Kaneko Makoto Holdings, y al cuidado de Yasuo Tomomichi, Makahiki ya va por los 7 y a lo largo de su estupenda campaña ganó el Tokyo Yushun (G1), en Tokyo, y también el Hochi Hai Yayoi Sho (G2), en Nakayama, además de trascender las fronteras japoneses quedándose con el Prix Niel (G2) francés.

Dueño de múltiples arrimes en el plano mejor rentado, el zaino correrá por tercera vez el Osaka Hai, habiendo llegado cuarto en las versiones de 2017 y 2019. En su más cercana actuación Makahiki levantó grande su nivel para conseguir un excelente cuarto puesto en la carrera más importante de la temporada: la Japan Cup (G1).

Con Lyle Hewitson como jockey, Makahiki tiene como adversario principal a la yegua Chrono Genesis (Bagó), ni más ni menos que el ganador en octubre último del Shuka Sho (G1) en Kyoto y que en esa misma pista viene de sumar en febrero el Kyoto Kinen (G2), ratificando su gran momento.

Otro nombre de los fuertes es el de Blast Onepiece (Harbinger), con 7 triunfos en 11 presentaciones, dentro de una cuenta que incluye el Arima Kinen (G1) de 2018 y el American Jockey Club Cup (G2), en su más cercana salida.

Danon Kingly (Deep Impact) fue segundo en el Tokyo Yushun (G1) en la temporada anterior y acaba de hacerse del Nakayama Kinen (G2) en Nakayama. Y en tren de agrandar las dificultades para el nieto de la argentina aparece también Lucky Lilac (Orfevre), yegua que cuenta entre sus victorias el Queen Elizabeth II Cup (G1) y el Hanshin Juvenile Fillies (G1). Segunda en el Hong Kong Vase (G1) de Sha Tin, acaba de escoltar al anterior en el Nakayama Kinen.

Un carrerón el que se viene en Hanshin este domingo, y con razones de sobra para no perderle pisada…